Javier Guerreiro: "venía pensando en dar un paso al costado después del Federal C"

Tras la eliminación en semifinales, el DT decidió alejarse de Sarmiento pero no por el resultado final. "Fue casi un año y medio muy intenso, laburamos mucho", remarcó, y agradeció el trato de la institución lacustre. "Me fui bien con los dirigentes, con los jugadores, así que voy a guardar un cariño muy grande por el club", aseguró.

por Lorenzo Martins

l.martins@elpatagonico.net

El entrenador comodorense Javier Guerreiro dio un paso al costado del equipo de Primera división del Club Deportivo Sarmiento, tras la eliminación en semifinales del torneo Federal C a manos de Unión San Martín Azcuénaga, aunque aclaró que era una decisión que ya tenía tomada con antelación. En su lugar asumió Cristian Riffo, quien venía dirigiendo las inferiores del “Depo”.

“Venía masticando esto de dar un paso al costado después del Federal. Fue casi un año y medio muy intenso, laburamos mucho”, afirmó el director técnico en diálogo con El Patagónico.

En ese sentido, señaló: “Había un sentido de pertenencia muy grande. La gente estaba a full, todos los días en el club. Los partidos igual se vivieron a mil y eso lleva un desgaste muy grande. Por eso ya tenía pensado dar un paso al costado, sea cual sea el resultado del Federal, porque no me iba a sentir con esas fuerzas para estar al frente de un grupo”.

De todas maneras, considera que los objetivos se cumplieron. “Gracias a Dios, todos los objetivos que nos planteamos los pudimos cumplir. De entrada, el año pasado la idea era ser competitivos, terminar entre los cuatro primeros (en el torneo local) y lo pudimos hacer. El objetivo del Federal era superar la primera fase y después ir viendo”, explicó.

Por otro lado, reconoció el éxito de USMA. “Hay que felicitar a USMA porque nos ganó bien”, admitió, para luego ponderar el sacrificio de su plantel. “Yo estoy tranquilo porque los jugadores se brindaron al máximo”, sentenció.

Más allá del desgaste, Guerreiro sólo tiene palabras de agradecimiento. “Se vivió muy a full, doble y triple turno desde diciembre, pero no me puedo quejar porque los resultados acompañaron. Estoy agradecido de por vida a este grupo de jugadores que me tocó manejar”, recalcó.

“Ya les dije a los jugadores que en este año y cuatro meses aprendí yo más de ellos, que ellos de mí. De eso no me queda ninguna duda. Me fui bien con los dirigentes, con los jugadores, así que voy a guardar un cariño muy grande por el Club Deportivo Sarmiento”, añadió.

Asimismo, aseveró: “Ni yo me esperaba estar dirigiendo una Primera división a los 30 años y en una semifinal de un torneo Federal a los 31. Esto no termina acá, la carrera de entrenador sigue. Ahora hay que hacer un balance sobre las cosas que hice bien y las que hice mal”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico