Jorge Díaz Vélez: “para este trabajo no puede faltar la vocación docente”

Su último paso fue en Germinal de Rawson donde dejó una prominente cantidad de chicos en la “cantera verde”. La promoción del básquet y la formación física y técnica son dos de los pilares del plan de acción del profesor de educación física.

“Para este trabajo no puede faltar la vocación docente, donde los niños son los protagonistas y centro de atención, caso contrario difícilmente podremos conseguir objetivos que trasciendan”. La frase corresponde al entrenador y disertante internacional de básquet formativo, Jorge Díaz Vélez, profesor de educación física que a principios de esta semana se hizo cargo, por el término de dos años, de las divisiones formativas del Club Náutico y Deportivo Rada Tilly.
Egresado en 1987 del Instituto “Profesor César Vásquez “, en Santa Fe, Díaz Vélez se dedicó de lleno a su profesión como docente, a la vez que iba cobrando notoriedad como disertante de básquet formativo en los diversos campus de Oscar “Huevo” Sánchez (desde 1990), como así también fuera del país donde en conjunto con su colega Ricardo Bojanich brindaron sus conocimientos en países de Latinoamérica.
“Con Náutico Rada Tilly me habían hecho la propuesta hace dos meses y lo fuimos charlando. Así se concretó mi llegada sobre fin de año. De mi parte a nivel general persigo los objetivos de incrementar el número de niños en el club, como así también ir creciendo progresivamente en la formación física y técnica de los niños”, adelantó.
Con una semana de trabajo, el profesor sostuvo que la falta de formación de entrenadores es una carencia común en la región. En ese plano, su llegada a la ciudad generó expectativas respecto a la capacitación que podrían existir para los clubes locales. “Yo agradezco las invitaciones para realizar clínicas, pero por ahora estoy estudiando la cultura de Rada Tilly y mi prioridad son los chicos de Náutico, más adelante cuando el proyecto se empiece a encaminar podremos poner en consideración otras variantes”, sostuvo.
A nivel club, Díaz Vélez se mostró sorprendido por las expectativas que se generaron con su llegada. “Lo importante es que los chicos están con muchas ganas y motivaciones de aprender, eso es un punto a favor porque lo importante es la actitud. Y uno como responsable se debe ocupar de las inquietudes de  los niños. Estamos en un proceso de conocimiento. A lo largo de mi trayectoria tuve la suerte de trabajar por bastante tiempo en las instituciones deportivas. En el balance me he ido feliz por la cantidad de chicos que continúan con la actividad, porque en definitiva se trata de darle continuidad a un proceso, como lo viene haciendo la persona que se hizo cargo de Germinal luego de mi partida”, recalcó.

Fuente: Angel Romero

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico