José López será sometido a juicio oral por los bolsos con 9 millones de dólares

Además fueron enviados a juicio su esposa María Amalia Díaz, cuatro empresarios que habrían actuado como testaferros y la monja Celia Inés Aparicio, en su caso por supuesto encubrimiento de lo ocurrido en el monasterio de General Rodríguez el 14 de junio de 2016.

El detenido exsecretario de Obras Públicas, José López, será juzgado por supuesto enriquecimiento ilícito, delito por el que podría ser condenado a seis años de prisión, a raíz del intento de esconder casi 9 millones de dólares en un monasterio y por dos propiedades que compró mediante testaferros, según resolvió ayer el juez federal Daniel Rafecas.

Además de López, fueron enviados a juicio su esposa María Amalia Díaz, cuatro empresarios que habrían actuado como testaferros y la hermana Celia Inés Aparicio, en su caso por supuesto encubrimiento de lo ocurrido en el monasterio de General Rodríguez el 14 de junio de 2016, según la resolución a la que accedió Telam.

En la madrugada de ese día, López fue sorprendido y detenido cuando intentaba esconder en el monasterio Nuestra Señora de Fátima en General Rodríguez bolsos con casi 9 millones de dólares en efectivo y unos 150.000 euros que había mantenido ocultos en su casa de Dique Luján, en Tigre.

López quedó preso luego de un llamado de un vecino al 911 y fue procesado por enriquecimiento ilícito, aunque llegará a juicio sin haber develado el origen de ese dinero, al que solo se refirió como proveniente “de la política” durante una de sus declaraciones indagatorias.

Rafecas envió a juicio por este episodio a la esposa del exfuncionario, María Amalia Díaz y a la religiosa Aparicio, quien quedó procesada por supuesto “encubrimiento” por orden de la Cámara Federal porteña, tras haber aparecido en grabaciones de video abriendo la puerta del Monasterio y ayudando a López en el ingreso de los bolsos.

Además, el exfuncionario será juzgado también por enriquecimiento a raíz de otros dos hechos que se le imputan: ser el real propietario de dos viviendas en las que figuraba como inquilino y que según dio por probado la Justicia habrían sido compradas a través de empresarios testaferros.

Una de ellas es la casa de Dique Luján, partido de Tigre, donde según el mismo López confesó estuvo oculto el dinero que luego llevó al monasterio.

Esa vivienda era habitada por él y su esposa como supuestos inquilinos, aunque Rafecas lo acusó de ser el propietario y haber usado como testaferro al empresario Andrés Galera hasta el 2010 y luego a Eduardo Gutiérrez, ambos vinculados a adjudicaciones de obra pública durante su gestión.

Por ello Galera y Gutiérrez serán juzgados junto con López y su esposa.

López y Díaz, “pese a figurar como inquilinos participaron y decidieron en el diseño de la construcción de la casa, y efectuaron luego ampliaciones a la misma”, advirtió Rafecas en la resolución.

Y además consideró “irrisorio” el alquiler que se pagaba ante la tasación de la propiedad de 200 metros cuadrados, con dos mil metros cuadrados de terreno y muelle propio, valuada en 680.000 dólares.

El tercer hecho que fue a juicio es la compra de un departamento en el piso 13 de un edificio en avenida Las Heras 2032 en Recoleta, por parte de la sociedad “Marketing y Eventos SA”, que para el juez López usó de “pantalla”.

Sus titulares, Carlos Gianni y Marcos Marconi, irán a juicio como supuestos testaferros.

El departamento ubicado en el edificio donde López y su esposa ya tenían otra vivienda, fue comprado por Gianni sin haberlo visitado y de inmediato alquilado a López, con un contrato “prácticamente idéntico” al usado en la renta de la casa de Dique Luján, remarcó el juez.

El enriquecimiento ilícito tiene una pena de hasta seis años de cárcel y prevé en caso de condena el pago de una multa de hasta el cien por ciento de lo obtenido ilícitamente además de inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos.

El juez resolvió cerrar la instrucción y enviar el caso a juicio al rechazar una nulidad pedida por la defensa del empresario Galera, a cargo del abogado Maximiliano Rusconi, quien se oponía al envío a juicio.

Rafecas tenía ya en su poder un dictamen de elevación a juicio presentado por el fiscal federal Federico Delgado.

Una vez que se notifique oficialmente a todas las partes, se enviará la causa a sorteo de un Tribunal Oral.

Durante los 12 años de gobierno kirchnerista, López tuvo como superior directo al exministro de Planificación, Julio De Vido.

Además, López enfrenta otra causa en Jujuy vinculada a la “malversación de fondos públicos para la construcción de viviendas sociales”, tal como consta en ese expediente, junto a la detenida líder de la Organización Tupac Amaru, Milagro Sala.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico