José Poblete se coronó entre los 3 atletas más fuertes de Sudamérica

El comodorense hizo podio en su categoría hasta 90 kilos. De esta manera, y en un ascenso meteórico, el joven que hace 8 meses se dedica de lleno al deporte, se proyecta a nivel internacional.

Fueron tres días de plena competencia y esperar hasta la jornada final para saber si la sumatoria de puntos lo encontraba logrando sus expectativas.

Y la gratificación fue enorme, porque los 8 meses practicando en la calle aledaña del gimnasio municipal 2 rindió sus frutos. Y José Poblete se coronó como el tercer atleta más fuerte de Sudamérica en la categoría hasta 90 kilos del Arnold Strongman que se celebró en Brasil.

“Estoy muy contento por el proceso y por los resultados, porque en un principio no me veía acá”, comentó José a El Patagónico.

Luego de 3 días de competencia con otros rivales con mayor experiencia, la primera jornada encontró a Poblete levantando un cilindro de120 kilos por encima de la cabeza, al estilo press militar .

“Ya sabíamos con mi entrenador (Lucas Dmitruk) que no habíamos entrenado ese ejercicio con ese peso. Pero como se trata de la sumatoria de puntos participé igual y no pude ejecutar ninguno y no sumé puntos”, se sinceró.

Un ejercicio de peso muerto con peso en progreso que inició con 180 kilos y finalizó en 270 kilos, fue la puerta para que el comodorense sume sus primeros puntos al levantar hasta 240 kilos.

“El primer día de competencia quedé en octavo lugar, y mi otro compatriota de Salta estaba sexto y el de Buenos Aires primero. Lo que me esperaba el sábado era una competencia de distancia por metros, con un yugo de 350 kilos, que era mi especialidad y donde pude escalar al tercer puesto para poder disputar la final el domingo, donde se dio un arrastre de cadenas de 200 kilos y en una distancia a recorrer 20 metros en el menor tiempo posible. Además de unas piedras épicas, que son levantar una piedra de cemento desde 110 kilos y hasta 160 en un estante a un metro cincuenta”.

Fue en la segunda jornada que Poblete pudo consolidar su preparación. “Sabía que me podía ir regular porque uno está a ciertos pesos, pero venís acá y te mentalizas en dónde estás. De esta manera pude batir mis propios récords como levantar más de 240 kilos. Eso me pone muy feliz y con ganas de seguir progresando, más por el apoyo de los brasileños que fueron muy cordiales”, afirmó.

A pesar de estar solo 8 meses metido en el deporte y ya ser parte de un Sudamericano, no hace más que tener palabras de agradecimiento. “Uno mira hacia atrás y ve todo el acompañamiento de la gente y de quienes son unos apasionados por este deporte. Ahora se vienen las competencias nacionales y ver si hay chances de ir a México. No me quedan más que palabras de agradecimiento para mi familia, para mi entrenador Lucas Dmitruk, mis amigos y compañeros de trabajo. Como así también al Ente Comodoro Deportes y a todos quienes con la compra de una docena de empanadas donaron su granito de arena, ya sea con dinero o difusión desde un principio como El Patagónico”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico