Jueza Parcio analiza la información recolectada en los 34 allanamientos

La seguridad en el Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia se ha visto reforzada luego de los operativos realizados el jueves en esta ciudad, Rada Tilly, Rawson, Buenos Aires y Santa Cruz. Mientras tanto, la magistrada a cargo del caso ha decidido no realizar declaraciones públicas por el momento. Trabaja junto a contadores y expertos informáticos en el análisis de la documentación y computadoras secuestradas.

Durante la mañana de ayer, en los pasillos del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia, Diario Patagónico pudo observar el gran despliegue de investigadores cargando cajas de cartón repletas de pruebas documentales, computadoras y teléfonos celulares, producto de los procedimientos realizados el día anterior.

La juez Eva Parcio, quien dirige la investigación, ha optado por no efectuar declaraciones por el momento. Está exclusivamente abocada a trabajar en el estudio de toda la información recolectada en los 34 allanamientos que Prefectura Naval encabezó en Chubut, Santa Cruz y Buenos Aires. Veinticuatro de esos allanamientos tuvieron lugar en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, en oficinas, estudios contables, entidades bancarias, comercios, empresas y viviendas.

Desde que se iniciaron los allanamientos el jueves a las 8:30, la Policía Federal reforzó en materia de seguridad los ingresos al Juzgado Federal, ubicado en el ex Hotel de Turismo.

En ese recinto, contadores de la Policía Federal, que llegaron desde Buenos Aires para trabajar en el caso, decodificaban los movimientos financieros de todos los secuestros que realizó Prefectura Naval junto a la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Mientras, personal técnico especializado en computación junto a investigadores de la Prefectura también realizaban aperturas de computadoras y teléfonos celulares en busca de comprobar la existencia de distintos delitos.

LAVADO Y EVASION

De acuerdo a fuentes de la investigación consultadas por este diario, aunque la causa se inició a fines del año pasado como un desprendimiento del operativo antinarcóticos “Apadrinados” y se caratuló en un primer momento como “falsificación de moneda”, la Justicia Federal avanza sobre indicios de lavado de dinero y evasión tributaria.

Los allanamientos que se llevaron a cabo el jueves son una herramienta que les permitirá a los investigadores, junto a informes de movimientos bancarios de los sospechosos, poder comparar y entrecruzar evidencias. Ayer también se esperaba la llegada de lo secuestrado en los allanamientos de Rawson, Buenos Aires y Santa Cruz.

Hay que recordar que entre los lugares allanados el jueves en Comodoro Rivadavia figuran las empresas Maxicon SRL y Dallas Oil SA. También el grupo de comercios “Hola Juguetes”, “La Cabaña Pub”, “Ele Multiespacio”, de Kwon Jin Lee, las sucursales del Citibank, en Rivadavia 270 y del Banco Galicia, de Rivadavia 255, dos oficinas del pasaje Kazakevich, un estudio de abogados de Rivadavia al 400 y el restaurante “Buenas Costumbres” de Almirante Brown y Mitre, entre otras, así como el domicilio del empresario Héctor Horacio Pagano en Rada Tilly.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico