Juicio abreviado para "el Mormón" por 11 causas de robo

El fiscal Julio Puente y el abogado José Palacios llegaron a un acuerdo abreviado para que Alexander Montenegro admita la culpabilidad de 11 hechos de robo y acepta la condena de 6 años de prisión. El joven que reside en el San Cayetano tiene 18 años.

El fiscal Julio Argentino Puente y José Palacios, abogado defensor de Alexander Montenegro, alias “el Mormón”, llegaron a un acuerdo de juicio abreviado por una pena de 6 años de prisión por 11 causas de robo.

Si el acuerdo que se presentó ayer ante la Justicia es homologado, quien tuvo el año pasado a mal traer a los vecinos del barrio San Cayetano por los reiterados robos que protagonizaba, quedará al menos 4 años en prisión efectiva sin la posibilidad de salir.

Montenegro se hizo tristemente célebre por robarle a cuanto vecino se le cruzase en el San Cayetano y hasta a mujeres en La Loma. Pero nada puede superar su comportamiento del 31 de julio del año pasado, cuando “cebado” por su racha volvió a buscar una bicicleta a un patio de una vivienda de la Calle 556 donde el día anterior se había llevado una “Bronx” luego de saltar un paredón de considerable altura.

Pero además de haber quedado registrado en las cámaras, las que dio vuelta pero sin advertir que estaba siendo registrado, al otro día cuando volvió a saltar al patio lo hizo en el momento en que los efectivos de la Brigada de Investigaciones levantaban las imágenes de él robando.

Otros de los hechos que se le sumaron al acuerdo fueron el que ocurrió el 19 de septiembre de 2018 a las 13 cuando Montenegro se hizo presente en un domicilio de José Ortega al 1300 del barrio Isidro Quiroga, ingresó al patio de la familia y comenzó a dar puntapiés a la puerta, accionar que fue oído por el propietario que le gritó que se fuera, lo que motivó que Montenegro huyera del lugar.

Luego se dirigió al domicilio de Rementeria al 3000 del barrio Isidro Quiroga, ubicado a unos 100 metros de distancia de la vivienda anterior, y tomó un perro de raza caniche que se encontraba en el interior del patio. Una vecina alertó de la situación y la Policía de la Seccional Quinta lo sorprendió llevándose al animal debajo del brazo y tapado con una campera deportiva.

Ese hecho fue calificado como violación de domicilio en concurso real con hurto en grado de tentativa en calidad de autor.

Otro de los delitos fue el que cometió el 15 de octubre de 2018 a las 18 en calle 12 de Octubre al 1700 del barrio Pietrobelli en donde se encontraba estacionada una camioneta Ranger de la empresa Expasa, de la que se llevó dos palas de una caja de herramientas. El hecho fue calificado como robo simple en grado de tentativa, 2 hechos en concurso real.

Al otro día, el 16 de octubre de 2018 a las 16:15, interceptó a una joven que iba escuchando música por Rivadavia casi Schneider y al sentir que le tomaban los cables de los auriculares, se resistió, pero Montenegro tomándola de los brazos le dijo: “Dame el celular o te quiebro el brazo”. Luego escapó en dirección a la cancha de Jorge Newbery. En inmediaciones de ese lugar fue detenido por personal policial luego de que la víctima pusiese en conocimiento a la Seccional Segunda. El delito se encuadró en robo simple en grado de tentativa en calidad de autor.

“El Mormón” (apodo que le pusieron en el barrio de niño por asistir pulcramente vestido a una iglesia evangélica) ya había sido detenido en el San Cayetano cuando en plena huida de un robo de un teléfono celular fue interceptado en la avenida Ricardo Balbín, luego de apedrear a dos policías a los que lesionó en las manos.

El 15 de agosto del 2017, Montenegro se hizo presente a las 13 en la calle José María Rodrigo al 300 del barrio Roca y tras dañar la puerta de una vivienda ingresó, arrancó el sistema de alarma y los cables telefónicos, para luego intentar sustraer un reloj pulsera y una notebook. Tras el llamado de una vecina la Policía de la Seccional Tercera pudo detenerlo en plena huida y recuperar los elementos robados.

Otro de los hechos que se le sumó al acuerdo fue el que cometió el 16 de febrero de 2018 cuando a las 17:35, a bordo de un transporte público de pasajeros le pegó una trompada a un joven en la parada de Huergo y Glatigni y le robó el teléfono celular. La víctima puso en conocimiento a personal de la Seccional Séptima y Montenegro fue detenido.

También fue detenido en otro hecho cuando intentaba sustraer en el centro periférico del 30 de Octubre un televisor y un teléfono celular.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico