Juicio contra Axel Nieves: un forense declaró que uno de los baleados corrió riesgo de morir

Se desarrolló ayer la tercera jornada de juicio oral y público contra Axel Nieves, quien está acusado por el delito de doble tentativa de homicidio agravado por uso de arma de fuego y por haber sido cometido contra un policía. En la ocasión declararon seis testigos, cinco de los cuales son peritos que tuvieron algún tipo de intervención en la etapa de investigación. Hoy continuarán las declaraciones.

El juicio oral y público contra Axel Nieves continuó ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, ante el tribunal que se integra con los jueces Gladys Olavarría, Jorge Odorisio y Daniela Arcuri. El Ministerio Público Fiscal está representado por la fiscal general, Camila Banfi, mientras que al acusado lo asiste la abogada particular, Telma Sánchez.
Además de los cinco peritos que prestaron declaración ayer, depuso una vecina de la zona, quien recordó que el 16 de octubre del año pasado ella se encontraba en su vivienda cuando vio un chico que saltó el paredón perimetral de su domicilio y pasó corriendo. Al cabo de un rato llegó la policía –aseguró—, revisaron el lugar y le dijeron que se trataba de Axel Nieves.
A ese testimonio le siguieron el de los peritos de la Policía Científica, un traumatólogo, dos médicos clínicos y el forense Oscar Licciardi, quien se refirió a un informe que elaboró a solicitud de la Fiscalía sobre las historias clínicas de las víctimas Jonathan Sierra y Ezequiel Soto.
De los testimonios de los profesionales se destacó el del traumatólogo, quien refirió que Sierra ingresó por guardia con una herida de arma de fuego que quedó alojada en su cadera. "Necesitaba un tratamiento de urgencia porque tenía la cabeza del fémur muy comprometida", sobre la cual explicó que en un tiempo determinado podía evolucionar en necrosis. Ese tipo de herida puso "en riesgo la vida del paciente", subrayó.
El otro médico habló sobre Soto y aseguró que ingresó con una herida de arma de fuego en un glúteo, cuyo proyectil le fue extraído al cuarto día.

EL CASO DE LA FISCALIA

Según la Fiscalía, el primer incidente ocurrió el 16 de octubre del año pasado, alrededor de las 13:30, en circunstancias en que otra víctima se encontraba en el interior del dormitorio de su vivienda, ubicada en Oscar Millapi al 1100 del barrio San Cayetano, cuando arribó al lugar Axel Nieves con otros dos individuos que no pudieron ser identificados, todos a bordo de un Chevrolet Corsa de color verde. Allí, Nieves –según la parte acusadora-- efectuó al menos cuatro disparos contra la vivienda. Dos de ellos impactaron en la puerta de acceso y los otros dos en la ventana, tras lo cual se fue del lugar en dirección a avenida Rivadavia.
De acuerdo al relato de la Fiscalía, el segundo incidente ocurrió una hora más tarde, en circunstancias en que Jonathan Sierra y Ezequiel Soto caminaban por Huergo casi Los Jazmines. Allí Axel Nieves, junto a otros individuos que no fueron identificados, apareció en el Corsa verde y tras atribuirles el incendio de su casa –ubicada en calle Las Margaritas 912- los apuntó y le disparó primero a Soto, quien salió corriendo hacia la escalera que conduce a la parte alta del barrio, pero en la huída recibió dos disparos en su espalda.
Después le tiró a Sierra y le dio en el glúteo izquierdo, lo que provocó que se cayera al suelo, aunque logró levantarse y correr hacia calle Las Margaritas. Sin embargo, cayó cerca de Huergo. Nieves se colocó frente a él, apuntó sobre su abdomen sin que salieran balas en las tres oportunidades en que le gatilló.
Nieves finalmente se fue del lugar ante la llegada de los familiares de los heridos, pero la policía lo interceptó en Los Claveles al 832. Allí un oficial le dio la voz de alto, pero lejos de entregarse, apuntó hacia el móvil policial y efectuó tres disparos que por fortuna no hirieron a los policías. Ese accionar fue repelido por el arma reglamentaria del policía. Nieves escapó y fue perdido vista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico