Juntos a la par

Es asombroso como una marca de nicho como MINI puede sacar de la galera distintos modelos basados en el Mini Cooper manteniendo su inconfundible ADN de deportividad y estética. Desde 2001 -cuando este mítico modelo fue rebautizado- hasta principios del mes pasado, la marca había lanzado ya cinco variantes: MINI Cooper (2001), Cabrio (2005), Clubman (2008), Countryman (2010), y Coupé (2011).

A partir del mes pasado, un nuevo integrante se sumó a esta familia: el Roadster, el primer descapotable de dos plazas en la historia de la marca inglesa, que este año desembarcará en nuestro mercado.
En Portugal, donde fue lanzado el MINI Roadster. Allí, nos subimos a la versión S (1.6 de 184 CV), que arribaría a fin año con un precio a partir de los 40.000 dólares .
Vale destacar que antes (mitad de año) llegará la variante Coupé, desde U$S37.000 .
Mecánicamente este modelo es un superdotado. El motor y el chasis son destacables, otorgándole un comportamiento notable en todo momento. En los casi 200 kilómetros de prueba nos divertimos mucho, ya que realmente es esa la sensación que transmite el auto. Agil y dinámico, este motor y la caja manual de seis marchas forman el combo perfecto. Prácticamente no hay falta de respuesta en ningún momento; todo lo contrario, cuando se lo pisa, el MINI responde. Y en eso tiene mucho que ver el par motor que, cuando se activa el overboost, pasa de 240 a 260 Nm, a partir de las 1.730 revoluciones por minuto.
El MINI Roadster lleva de serie una capota de lona, de accionamiento totalmente manual. Esta capota ahorra 20 kilos frente a la semi automática (accionamiento automático y traba manual) disponible opcionalmente. La conducción sin techo es agradable, aunque tiende a ser ruidosa cuando se superan los 100 km/h, aún con el deflector colocado entre las barras antivuelco.
El sexto exponente de la marca es un gran auto, exclusivo para dos personas. Seguramente le sumará más laureles a esta marca que, desde que se reinventó en 2001, vendió más 2 millones de unidades.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico