Kicillof descartó problemas por la restricción de compra de dólares

Según el titular del Palacio de Hacienda, la economía nacional es “muy abierta y la gente viaja mucho”, mientras que “la necesidad de divisas es para cuestiones esenciales como son las importaciones de insumos, de energía, y el cumplimiento de los pagos de la deuda externa”.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, descartó que haya problemas por los controles a la compra de divisas y sostuvo que “la administración cambiaria del gobierno tiene que tener en cuenta diversos objetivos" y uno de ellos es "la estabilidad de las variables".

Kicillof advirtió, en ese sentido, que “en un momento de mucha inestabilidad hay que estar muy atentos y con todos los instrumentos a la mano para defender lo que siempre ha defendido el Gobierno”. “No podemos dejarnos llevar por la tormenta perfecta que se ha armado a nivel internacional y decir 'tal país devaluó y entonces yo hago lo mismo'. Me parece que no es la solución”, consideró el funcionario en una entrevista con el diario Ambito Financiero.

Sobre este punto, el ministro aseguró que “hay un movimiento fluido en la compra de divisas en la Argentina, por ejemplo, en once meses se pagaron importaciones por 60 mil millones de dólares y se vendieron unos 3.700 millones para atesoramiento y turismo”. Y agregó: “Este año hubo más de 65 mil millones de dólares por estos conceptos y si les sumamos pagos de deuda, llegamos a un número muy importante. Es decir que en Argentina hoy no se puede decir que no haya movimiento de divisas, todo lo contrario”.

Según el titular del Palacio de Hacienda, la economía nacional es “muy abierta y la gente viaja mucho”, mientras que “la necesidad de divisas es para cuestiones esenciales como son las importaciones de insumos, de energía, y el cumplimiento de los pagos de la deuda externa”.

En ese sentido, consideró que "la opinión pública tendría que tener una comprensión más general", ya que "el problema no es si se cambia o no una barrera para comprar dólares para ahorrar" sino que es lo que está ocurriendo con las divisas a nivel internacional.

"Hoy no estamos ante una guerra competitiva de monedas, sino ante una caída de los precios de los commodities vinculada con la revalorización del dólar, y probablemente con el incremento de la tasa de interés en Estados Unidos, después de mucho tiempo de tasas muy bajas y esto va a generar violentos flujos de capitales y tormentas financieras, cambiarias”, señaló.

Por otra parte, celebró que la economía en 2014 terminó “en positivo”. "Con todas las políticas de estímulo al consumo interno logramos un buen desempeño, pese a la crisis internacional”, subrayó, y agregó que 2015 “va a ser un año bueno”.

En tanto, anticipó que el próximo lunes 12 se hará la presentación de la nueva etapa del plan de Precios Cuidados e informó: “Los aumentos de precios estarán no muy lejos de los ajustes efectuados en las anteriores correcciones. Cada vez hay más interés por el programa, con un incremento de 75% promedio en la demanda de artículos de Precios Cuidados, que hoy representan el 20% de la facturación de los supermercados”.

VERDADERA CARA

El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó que “hay avances definidos” en la disputa con los fondos buitre, “en términos de plantear cuál es la posición de la Argentina”, y aseguró que “se han puesto en evidencia los errores de la sentencia de (el juez de Nueva York, Thomas) Griesa, que fue de lo más imperfecta que uno se pueda imaginar”.

Kicillof resaltó el “límite” en el poder de un juez “para ir en contra de lo que opinan todos los países” y sostuvo que con el ataque a la petrolera brasileña Petrobras “se está viendo la verdadera cara de los fondos buitre, que es una cara horripilante”,.

El titular del Palacio de Hacienda cuestionó además la “suma de intentos por tergiversar la situación sobre quiénes eran ellos (los fondos buitre) y quién era la Argentina”.

“Han actuado con una completa falta de buena fe. Los buitres instalaron en todo el mundo, y en particular en los Estados Unidos, que Argentina es un país que no negocia con sus acreedores, que no tiene voluntad de pago y que este Gobierno no quiere resolver el default de 2001, cuando es todo lo contrario”, dijo Kicillof.

“Todo el mundo sabe a esta altura -agregó- que los fondos buitre trabajan para no acordar. No he visto a ningún fondo buitre que haya tenido un título de un país y que se haya sentado a una mesa de negociación de una deuda en default”.

Kicillof evaluó que “se ha llegado a un límite, se está cuestionando la decisión del juez Griesa en tribunales ingleses y se ha planteado una situación insostenible con su no definición sobre bonos con ley argentina”.

“Queda claro que son los fondos buitre y el juzgado de Griesa los que tienen que dar un paso para salir de la oscuridad y pasar a la luz. Si lo que pretenden es que esto tenga una solución para todos los bonistas, podrían hacerlo, tienen todo a su disposición”, interpretó el funcionario.

Añadió que el país “hizo una oferta cuando reabrió el canje, ellos no dijeron ni sí ni no, siguieron atacando, diciendo que la Argentina no negocia; con esta actitud no veo que se pueda llegar a ningún lado”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico