Kicillof: “el acuerdo con China creará más de 148 mil empleos”

El ministro consideró que “el partidismo está tiñendo las opiniones de algunos empresarios”, y aseguró que “estos acuerdos a todas luces son históricos y tremendamente provechosos”.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, destacó ayer el impacto positivo de los acuerdos alcanzados con China en materia de creación de empleo, y consideró que “el partidismo está tiñendo las opiniones de algunos empresarios”.

“Que le quede tranquilidad a todos los argentinos, esto va a generar 148 mil empleos argentinos de construcción a lo largo de los proyectos que firmamos ahora, y hay más financiamiento para infraestructura”, afirmó el titular del Palacio de Hacienda en declaraciones a Radio del Plata.

El ministro consideró que “el partidismo está tiñendo las opiniones de algunos empresarios”, y aseguró que “estos acuerdos a todas luces son históricos y tremendamente provechosos”.

Kicillof señaló que “(el titular de la Unión Industrial Argentina) De Mendiguren es una persona de Sergio Massa, y todo lo que hace el Gobierno es atacado por la oposición. Uno de los argumentos es que van a venir trabajadores chinos. El acuerdo no plantea ningún privilegio para nadie de China que venga a trabajar en Argentina, quizás vengan ingenieros a trabajar en las represas. En los proyectos de represas muchas veces se contratan especialistas extranjeros”.

Observó que “estamos en un momento de mucha operación mediática porque no quieren reconocer las enormes transformaciones que ha experimentado el país, productivas y provechosas para la gente”.

“El fenómeno de la inserción de China en el comercio mundial lleva mucho tiempo pero se ha acelerado en las últimas décadas, nosotros venimos trabajando desde 2004 para darle forma a esta relación comercial que es prácticamente inexorable en un marco general y de planificación conjunta”, explicó.

Detalló que “el año pasado, el comercio entre China y Argentina marcó un nuevo récord, comerciamos 15 mil millones de dólares. Nosotros exportamos 5 mil millones e importamos de allá 10 mil millones. China tiene una balanza superavitaria con casi todos los países que comercia porque se ha convertido en la factoría del mundo”, y sostuvo que “uno de los objetivos es ir reduciendo ese déficit”.

Consultado sobre la disponibilidad de dólares para importadores, Kicillof dijo que “es parte del mismo fenómeno de esta hipersensibilidad a la que se montan los opositores, el Gobierno está acostumbrado. La semana pasada se encontraron facturaciones de importadores, algunos negocios ilícitos como cartas de crédito de muy corto plazo, un importador quería importar de más respecto de su disponibilidad, entonces en vez de pasar por el mercado de cambios, tomaba un crédito a 20 días y después venía con la carta de crédito a decir que si no se la pagaban entraba en default, estaba tratando de eludir controles. Eso se ha ordenado la semana pasada”.

“El año pasado tuvimos dos episodios muy desagradables de intentos del sector financiero internacional con algunos socios locales de provocar un corrimiento cambiario abrupto, entonces conocemos estas maniobras y bueno, hay que generar mayores controles. Producto de mayores controles es que hoy Argentina está entre los países ejemplo con el tema del HSBC”, agregó.

Resaltó que “no es una persecución a un banquero local como decían, es un escándalo internacional”.

MAFIAS

El funcionario contó que las negociaciones están actualmente paralizadas, 40 días después de que venciera la cláusula RUFO.

Esta medida obligaba al Gobierno a ofrecerles a todos los bonistas las eventuales mejoras que pudiera otorgarles a los buitres. Según confirmó Kicillof, se continúa ofreciendo un pago de 400 millones de dólares pese a que los holdouts exijan cobrar 1.600 millones de dólares por los bonos que cayeron en default.

Kicillof afirmó: “Si van a pedir cualquier barbaridad, no se puede. Porque esos 1.600 millones de dólares después se transforman en 20.000 millones”.

Y agregó: “Tienen una tremenda obstinación en cobrar en los términos que les dijo el juez Thomas Griesa”, apuntó.

Asimismo, el ministro criticó duramente la estrategia anunciada para por los buitres: la de presentar públicamente en Nueva York las declaraciones juradas de varios integrantes de la Casa Rosada.

“Siguen poniendo una millonada de plata para ATFA, que es un grupo de tareas que se dedica a hostigar y que tiene un comportamiento mafioso”, señaló el ministro. Y les exigió: “Dejen de tirar pescado podrido para que la Presidenta o el ministro se asuste, que no va a funcionar”. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico