Kirchner pidió que la Justicia declare nulos los indultos

El presidente Néstor Kirchner, junto a su esposa Cristina Fernández, estuvo ayer en la localidad chaqueña de Margarita Belén. Allí participó en la inauguración de un monumento para recordar a las víctimas de la denominada "masacre de Margarita Belén", ocurrida el 13 de diciembre de 1976. Entre otras cosas, el Presidente pidió que la Justicia anule los indultos.

Margarita Belén (Télam)
El presidente Néstor Kirchner, pidió disculpas en nombre del Estado Argentino a las víctimas de la represión en la localidad chaqueña de Margarita Belén, y pidió a la Justicia que «avance en la nulidad de los indultos».
«Vuelvo a pedir disculpas en nombre del Estado nacional argentino al pueblo chaqueño, a los fusilados, a los desaparecidos y a los agraviados, porque es la primera vez después de 31 años que un Presidente de la Nación está presente acá», dijo el mandatario durante un acto en el que se recordó la masacre de Margarita Belén, ocurrida el 13 de diciembre de 1976.
En este marco, Kirchner pidió a la Justicia argentina, «como ciudadano», que «avance» en la nulidad de los indultos, ahora que ya están «superadas las lamentables leyes de obediencia debida y punto final».
En su discurso, Kirchner recordó a los muertos del 13 de diciembre de 1976, «a muchos de los cuales conocía», según dijo, y sostuvo que «es necesario avanzar» en la nulidad de los indultos «por los medios judiciales, como corresponde» y señaló que es «evidente que es la Justicia argentina» la que tiene esta tarea.
«Como un argentino más pido Justicia», dijo el Presidente, no sin aclarar que con esta declaración no se estaba «entrometiendo» en la independencia de poderes sino que su reclamo era como un ciudadano más y no como titular del Poder Ejecutivo.
También dijo que «más allá» de sus pensamientos no estaba en el lugar con una actitud «individual» sino «como una expresión colectiva de la conciencia que tomó el pueblo argentino» respecto a estos hechos de represión durante la dictadura.
En otro tramo de su discurso, al recordar a los militantes asesinados en la Masacre de Margarita Belén, Kirchner señaló que «aquella impotencia del ayer la estamos derrotando con el renacer de la conciencia del pueblo argentino».
«Tenemos que seguir esta tarea que las Madres, Abuelas e Hijos nos marcaron con absoluta claridad: con amor, pasión, sin venganza, recogiendo la semilla de nuestros compañeros para construir la sociedad que queremos los argentinos», consignó el Presidente.
Finalmente, dejó en claro que «todavía estamos tratando de salir del infierno» y que «después de semejantes cosas no se sale con voluntarismo del infierno, sino que se va construyendo, aunque no sin dificultad, la alternativa de un país mejor, que espero podamos hacer entre todos».

MEMORIA EN LAS ELECCIONES
En su segundo acto en Chaco, el presidente Néstor Kirchner volvió a meterse de lleno en la campaña con miras a las elecciones generales del 28 de octubre y pidió a la gente que tenga «memoria» al momento de enfrentarse con las urnas.
«Espero que el 28 de octubre las urnas estén llenas de buena memoria y se pueda continuar con el cambio», señaló el mandatario durante su segundo acto en Chaco.
En este marco, Kirchner insistió: «Les pido que tengamos memoria para recordar de dónde partimos y dónde estamos ahora».
El jefe de Estado adviritó que el próximo candidato por el oficialismo «será pingüino o pingüina» y aclaró que «cuando llegue el tiempo (de definirlo) se dirá».
Tras inaugurar un monumento ubicado en el lugar donde ocurrieron los crímenes de 1976, el jefe del Estado, en compañía de su esposa, Cristina Fernández, y de algunos ministros, aclaró: «No vengo con una actitud individual, sino como expresión colectiva de la conciencia que el pueblo argentino ha tomado, gracias a Dios, sobre estos hechos». Kirchner estuvo acompañado además, por los ministros de Interior, Aníbal Fernández, y de Planificación Federal, Julio De Vido.
En Resistencia, el mandatario fue recibido por el gobernador chaqueño, Roy Nikisch, el único mandatario radical que no se sumó hasta ahora a la concertación plural de la Casa Rosada.
El de hoy fue el primer homenaje de un presidente de la Nación a los muertos en la masacre de Margarita Belén, ocurrida en la madrugada del 13 de diciembre de 1976, durante la última dictadura militar.
El presidente Néstor Kirchner honró a los jóvenes militantes fusilados en aquel episodio, que se buscó disfrazar como un intento de fuga y enfrentamiento, en un acto que se realizó en el monumento que recuerda a las víctimas, sobre la ruta nacional 11, cerca de la localidad de Margarita Belén.
Aunque la cifra nunca fue precisada con exactitud, se estiman que al menos fueron 22 las víctimas de aquellos fusilamientos, cuando en plena dictadura se simuló un traslado de detenidos políticos desde Resistencia hacia Formosa.
Concluido el acto, el primer mandatario se dirigió junto a su comitiva y el gobernador del Chaco, Roy Nikisch, en el helicóptero presidencial, hacia la localidad de Margarita Belén, dónde encabezó el acto en celebración del 117 aniversario de su fundación.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico