La actividad económica bajó por quinto mes consecutivo

En agosto el INDEC dio cuenta de una baja interanual del 5% en el comercio mayorista y minorista, del 4,1% en la industria, del 3% en transporte, del 1,4% en la explotación de minas y canteras, y del 0,7% en la construcción.

La actividad económica bajó durante agosto 1,6% en relación con igual mes del año pasado, debido a un retroceso de la industria, el comercio y la construcción, entre otros factores, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo dio cuenta que el Estimador Mensual de la Actividad Económica (Emae) presentó además en agosto una suba del 1,3% en relación a julio, y de esta manera acumuló una merma del 0,9% en lo que va del año.

La baja del 1,6% interanual representó un recorte en el nivel de pérdida frente al 2,7% de julio y 6,8% junio.

El ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne, estimó que este año la economía en su conjunto cerrará con una pérdida del 2,4%.

Esta retracción estará relacionada, por un lado, “por la gran sequía que afectó la producción agrícola en especial durante el primer cuatrimestre del año, luego la inestabilidad financiera, que afectó la llegada de inversiones, y por último la causa del pago de coimas en la obra pública”, conocida como “la causa de los cuadernos”, que generó una baja adicional en la inversión del sector construcción.

En agosto el INDEC dio cuenta de una baja interanual del 5% en el comercio mayorista y minorista, del 4,1% en la industria, del 3% en Transporte, del 1,4% en la Explotación de Minas y Canteras, y del 0,7% en la Construcción.

Como contrapartida, el sector agropecuario subió 2,2% y cortó cinco meses de caídas interanuales consecutivas, que llegaron al mayor “pico” de retroceso entre mayo y junio con mermas del 33% y 32%.

En tanto la pesca subió 13%, el sector de intermediación financiera 7%, y la generación de electricidad y distribución del agua 3,3%.

En este contexto, y con las medidas de estabilización cambiaria y las destinadas a lograr el equilibrio fiscal, Dujovne anticipó que en los últimos meses de este año “vemos una reacción muy fuerte de comercio exterior, lo cual está impactando en la demanda agregada”.

De hecho, en septiembre, y por primera vez en 20 meses, la balanza comercial arrojó superávit, esta vez de u$s 314 millones, aunque en un contexto de retracción de las cantidades vendidas.

Dujovne, quien habló sobre las proyecciones macroeconómicas la semana pasada en el Coloquio de IDEA, adelantó: “el salario real va a tener a partir de noviembre una recuperación que se va a consolidar en los meses siguientes” por la suba de los salarios vinculados a los ajustes por inflación, y consideró que a partir de esa mejora el consumo “comenzará a reactivarse”.

El ministro reiteró ante los empresarios que el Gobierno podrá cumplir con el objetivo de alcanzar el equilibrio fiscal primario “en una año” y también la meta de este año “sin utilizar los ajustadores que tenemos autorizados en el acuerdo de entendimiento con el FMI”.

“Los resultados de corto plazo de este año no son los que esperábamos, pero cuando veamos en unos años esta corrección macroeconómica, (de equilibrio fiscal) va a ser vista como el momento en el que Argentina cambió para siempre. No hubo un cambio de plan, hubo un cambio en el ritmo” con el que se venían haciendo las reformas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico