La alternativa de un hotel: se alquila como oficina

Promociona sus habitaciones como espacios tranquilos para trabajar o hacer reuniones virtuales sin ruidos externos. Ofrece tarifas para el uso de 8 a 20.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, la suspensión de las actividades turísticas complicó la estabilidad de las empresas hoteleras. Tras varios meses sin poder funcionar, los hoteles tuvieron una leve recuperación durante el verano, pero la demanda volvió a ser casi nula cuando llegó el frío. En la ciudad de Neuquén uno de ellos se reinventó con una curiosa estrategia: ofrece sus habitaciones para los trabajadores que quieran escapar de los ruidos de casa y concentrarse en el silencio de una habitación.

"Basamos la idea en una experiencia nuestra, cuando nos tocaba hacer las tareas administrativas del hotel y teníamos el ruido de casa y de los chicos", explicó Warren De Swardt, a cargo del hotel Neu 354. "Por eso ofrecemos un lugar en donde la gente pueda concentrarse y hacer su trabajo sin interrupciones, en un lugar seguro y donde no hay paso de personas como en las oficinas administrativas", detalló.

Con esta premisa, los trabajadores pueden alquilar una de las habitaciones del hotel entre las 8 de la mañana y las 20 para poder conectarse a Internet, desarrollar trabajos extensos o participar en reuniones de Zoom con buena conexión y sin el ruido propio de una casa o del resto de la familia que la habita. La tarifa por el servicio es de 2 mil pesos por día, y quienes paguen 2200 pesos más pueden quedarse a pasar la noche. También hay descuentos especiales para los que contraten varios días de hotel office o toda la semana.

UNA ESTRATEGIA PARA LOS GASTOS CORRIENTES

De Swardt aclaró que el alquiler de oficinas no es su negocio principal sino una estrategia para reinventarse y afrontar el pago de gastos corrientes. "Nuestro objetivo es mantener los puestos de trabajo", dijo y agregó que, desde que pudieron reabrir, ofrecieron algunos monoambientes amoblados en alquiler mensual como otra alternativa para sostener el hotel a flote.

El hotelero aclaró que ya hay demanda de profesionales que buscan un espacio tranquilo para trabajar. La mayoría son ingenieros, abogados o petroleros que desarrollan algunas tareas administrativas y necesitan escapar de la rutina casera por un tiempo. También hay clientes que piden las habitaciones de hotel office cuando tienen reuniones importantes de Zoom y no pueden permitirse una interrupción o una falla en el servicio de Internet.

En todos los casos, los trabajadores utilizan la modalidad de trabajo online, ya que el hotel no permite que reciban clientes o celebren reuniones presenciales en estas oficinas. De esta manera, se reduce la circulación de personas y el riesgo de contagios de coronavirus.

Desde que comenzaron los meses más fríos, en Neu 354 ya no se nota la presencia de turistas. Si bien llegaron unos pocos viajeros durante el verano, el turismo es casi nulo en estos meses, por lo que recurren a otro tipo de servicios para garantizar la continuidad de los puestos de trabajo mientras esperan por más flexibilizaciones que incrementen el ritmo de trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico