La antigua estación de trenes de Jaramillo se convertirá en museo

La comisión de fomento de Jaramillo y Fitz Roy continúa realizando tareas de restauración de la antigua e inactiva estación de trenes de la primera localidad mencionada donde funcionará el museo "Facón Grande".

Caleta Olivia (agencia)

Ese era el seudónimo de José Font, dueño de una tropa de carros que transportaban lanas desde las estancias de la precordillera hasta Jaramillo y luego, por vía férrea, hacia el puerto de Deseado.

Su figura cobró notoriedad histórica por ser uno de los líderes de las huelgas de peones rurales de los años 1920 y 1921 que fueron sofocadas por el Ejército y terminaron con el fusilamiento de unos 1.500 trabajadores, según las investigaciones que realizara el fallecido historiador Osvaldo Bayer.

Cuando algunos peones rurales se presentaron frente a Facón Grande para que los representara sindicalmente, el gaucho no dudó un minuto en hacerlo: era la época en que el Gobierno nacional ya había enviado al teniente coronel Héctor Varela a reprimir a los revolucionarios patagónicos, en consonancia con la amenaza del Reino Unido de Gran Bretaña de desplazar tropas para defender los intereses de sus estancieros asentados en territorio santacruceño.

Facón Grande estuvo en Jaramillo, donde aún hay una vieja casa de chapa y madera en la que pasó algunas noches.

Sin embargo acampaba en Tehuelches, una estación de trenes cercana ya desparecida, cuando, juntos a varios peones, se enfrentó a balazos con las tropas de Ejército que habían llegado en tren, confundiéndolas con efectivos de la entonces policía territorial.

En la balacera murieron tres huelguistas y un soldado conscripto de apellido Fischer, en tanto que Varela se vio obligado a ordenar el repliegue de sus subordinados hasta Jaramillo.

Facón Grande se presentó luego en esa localidad con un fin negociador pero fue detenido y fusilado en un cañadón de las inmediaciones junto a otros huelguistas, pero sus restos nunca pudieron ser hallados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico