La arquitectura, otra forma de contar la historia de la ciudad

El Teatro Español describe cómo los inmigrantes se organizaban para tener espacios culturales. El Huergo refleja cómo los ypefianos buscaban despejarse en una tierra donde parecía que exclusivamente era de trabajo.

 Hay edificios que narran la historia de Comodoro Rivadavia. El vínculo estrecho con la industria petrolera, los lazos solidarios de los inmigrantes o la búsqueda de ocio y esparcimiento en una tierra de trabajo.

La urbanización de la ciudad tuvo su impulso en los campamentos construidos por las empresas petroleras para albergar a sus trabajadores. Así se constituían comunidades autosuficientes.

Durante el peronismo, Comodoro se benefició con la mayor provisión de servicios e infraestructura. En ese momento, se convirtió en la mayor ciudad de la Patagonia.

La historia urbana de la ciudad está marcada por la fragmentación. Cuando un equipo de técnicos del Gobierno nacional descubrió el petróleo, el cerro Chenque dividió el campamento del pueblo.

El ferrocarril también fue años después un elemento clave en la urbanización. La línea ferroviaria que comenzó en 1911 interconectó los yacimientos con los puntos de embarque. Por eso, en la zona norte los comodorenses se ubicaban con los kilómetros para identificar la distancia desde la estación hasta cada uno (Km 3, Km 5, Km 8, Km 11). Y quedó la costumbre tras la desaparición de los trenes.

En la naciente ciudad, la idea base consistió en la manzana compacta. En tanto que en los campamentos, las viviendas se dividían entre los cargos de decisión de las empresa y técnicos y los trabajadores casados que recibían viviendas, mientras que los solteros iban a gamelas.

TEATRO ESPAÑOL

Uno de los más característicos y emblemáticos edificios es el Teatro Español, de la Asociación Española de Socorros Mutuos, que ha sido declarado Patrimonio Municipal, Provincial y Nacional. La inauguración oficial fue el 25 de mayo de 1934 y el 7 de julio realizó la primera función de cine, con El Rey de los Gitanos con José Mojica y Rosita Montero.

El edificio cuenta con una planta alta que se modificó en los 50, pasando a ser sede de la Asociación Española de Socorros Mutuos. La fechada del local de la planta baja también se alteró en los setenta, junto con una restauración total del teatro siempre cuidando la estética original.

En 1994 se reconstruyó la fachada de la planta baja, recomponiendo molduras y carpinterías originales. Además, las puertas principales se reemplazaron por carpintería de madera (las originales eran de hierro con rejas). Las butacas de la sala teatral no son las originales y en la última década se le adicionó iluminación exterior.

El teatro cuenta con platea, palcos bajos y palcos altos. El escenario tiene doce metros de ancho por cinco metros de alto. La planta alta tiene un acceso independiente donde funciona el viceconsulado de España y por la Asociación Española, además de una Biblioteca.

CLUB HUERGO

El Club Ingeniero Luis A. Huergo es un símbolo de la antigua YPF, que en los últimos años, en manos del municipio, ha remodelado sus instalaciones. El gimnasio, el puso y las tribunas, algunas de esas obras con apoyo de la nueva YPF controlada por el Estado nacional.

El espacio, surgido por la necesidad de los trabajadores y familias unidos en lo ypefiano para el esparcimiento en una tierra de trabajo, se encuentra hoy en una etapa de refuncionalización. El proyecto del municipio de Comodoro Rivadavia es reactivar la confitería para que empleados, usuarios y la comunidad del barrio puedan contar con esa opción gastronómica.

El Club Huergo, convertido hoy en complejo municipal, cumple una destacada función social en esta ciudad. Todos los días, cientos de ciudadanos se acercan al lugar para realizar actividades recreativas y deportivas. Además, ha sido sede de importantes competencias a nivel nacional e internacional, siendo un símbolo del deporte comodorense.

EL PETRoLEO

TIENE MUSEO

Emplazado sobre el Pozo 2, donde se descubrió el petróleo el 13 de diciembre de 1907 en el actual barrio Enrique Mosconi, el Museo del Petróleo es un “museo de sitio” y uno de los pocos especializados en la temática de los hidrocarburos en todo el mundo.

El Museo tiene una superficie de 10 mil metros cuadrados que exhibe un parque de máquinas de 9.512 metros cuadrados. Allí hay tecnología de gran tamaño de casi todos los períodos técnicos del petróleo, en el edificio principal de 488 metros cuadrados está la exhibición (actualmente en proceso de renovación).

La colección con la que cuenta el Museo del Petróleo está formada por material proveniente de donaciones, recolección de diversas reparticiones de la empresa YPF, y también de la generosa donación de muchos vecinos, pioneros ypefianos y otras fuentes. Entre su patrimonio, cuenta con elementos de relevancia para contar la historia del petróleo en Argentina desde su origen hasta su extracción y distribución.

Otros lugares característicos son la Estación Terminal de Ferrocarril (1931) que ahora es museo, la Usina del Puerto (1935) que se conoce actualmente como Ceptur y el Chalet Huergo. Este último, creado en 1923, servía para albergar a las autoridades de YPF e invitados especiales; actualmente funciona un museo y el predio puede utilizarse como espacio de esparcimiento familiar.

También el ex Hotel de Turismo, que por su llamativo diseño -más característico de zonas de mucha nieve- es un punto de referencia para la ciudad. Allí funcionan las oficinas del Poder Judicial de la Nación en su circunscripción Comodoro Rivadavia.

Pero el patrimonio es un hecho activo, por lo que hay producciones modernas que pueden considerarse parte de la estética de la ciudad. Una de ellas es el Monumento de los Caídos en Malvinas, construido en 2007.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico