La balanza comercial arrojó un déficit de u$s 1.217 millones en cuatro meses

Brasil continuó siendo el principal socio comercial de Argentina al adquirir u$s 761 millones en productos y vender u$s 1.395 millones, por lo que el saldo comercial fue deficitario en u$s 634 millones .

El Intercambio comercial durante abril dejó un déficit de u$s 139 millones, lo que revirtió la ganancia de u$s 372 millones de igual mes de 2016, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
Con este resultado, el primer cuatrimestre del año cerró con un déficit de u$s 1.217 millones, contra una ganancia de u$s 30 millones entre enero y abril de 2016.
El déficit comercial de abril fue consecuencia del bajo crecimiento de las exportaciones, apenas 1,7%, para sumar u$s 4.825 millones, combinado con una importante tasa de expansión del 13,6% de las importaciones, que acumularon u$s 4.964 millones.
La baja de las exportaciones se debió en buena medida a que la venta de los Productos primarios casi no tuvo cambios y a la fuerte caída de Combustibles y energía.
En tanto, las importaciones fueron impulsadas básicamente por las compras de vehículos automotores de pasajeros y equipos de transporte industrial, cuya expansión resultó el 56% del aumento total de las importaciones.
También gravitaron fuertemente las importaciones de Combustibles y lubricantes, cuyo incremento explicó el 29,5% del aumento total de las compras.
Brasil continuó siendo el principal socio comercial de Argentina al adquirir u$s 761 millones en productos y vender u$s 1.395 millones, por lo que el saldo comercial fue deficitario en u$s 634 millones .
Analistas privados destacaron que la inestabilidad política que viene registrando Brasil pueden afectar de manera negativa el comercio con Argentina.
Un reciente informe de Ecolatina dio cuenta de que con la mejora económica de Brasil, se estima que este año crecerá en torno al 1% "las exportaciones de Argentina habían comenzado recuperarse desde fines de 2016 (en los últimos cinco años cayeron), pero en marzo y abril mostraron resultados nuevamente negativos".
Sin embargo "un nuevo golpe sobre la demanda interna (de Brasil) y una suba del real brasileño" debido a la crisis política "amenaza las posibilidades del intercambio bilateral", alertó la consultora a través de un informe.
Por su parte, el economista Orlando Ferreres sostuvo que la Argentina, "en la parte industrial, depende en gran medida de Brasil y eso va traer problemas serios".
"A su vez, también subió mucho el costo del dinero. Ya están pagando más. El rendimiento (brasileño) está por encima del que pagamos nosotros", explicó Ferreres en declaraciones a Radio con Vos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico