La CAI invita a vivir un verano distinto

Deportes, talleres y merienda son las principales propuestas que el club "azzurro" pone a disposición con un equipo de trabajo de tres profesores y un guardavidas. Los destinatarios son los infantes de 4 a 12 años. Y cuentan con abonos mensuales o semanales.

Por tercer año consecutivo, la Comisión de Actividades Infantiles realiza su Colonia de Verano para chicos de 4 a 12 años. El espacio, que cuenta con personal calificado y servicio de enfermería y sanitario, cursa su tercera quincena con cupos diarios, semanales y mensuales para que todos los chicos, ya que es un espacio inclusivo, puedan vivir un verano diferente.

Son cuatro horas de diversión, tanto en el natatorio como en las canchas de piso flotante que posee la institución. El espacio está destinado a niños y niñas de 4 a 12 años y tiene por objetivo que los pequeños que asistan puedan vivir un verano mágico junto a la CAI.

El club ubicado en la calle José Alvarez e Hipólito Yrigoyen por tercer año consecutivo realiza su Colonia de Verano, un espacio de diversión y actividades físicas y recreativas ideal para disfrutar durante el receso escolar.

“El objetivo es que los chicos puedan divertirse en un espacio cuidado que cuenta con enfermería y servicio de Emec”, explicó Ezequiel Muñoz, coordinador del espacio. “El horario es de 13 a 17 horas y se divide en dos partes: la pileta con una parte de juegos acuáticos de desafíos y de colaboración y la parte de técnica con los chicos que no saben nadar hasta con los deportes que se dan en el club: fútbol, hóckey, hándbol, básquet. También tenemos una hora recreativa con juegos y talleres de pintura, reciclado, percusión, origami, barrilete, entre otras propuesta”, detalló el coordinador.

La Colonia de Verano de la CAI cuenta con tres profesores y un guardavida, y permite que aquellos niños que conviven con alguna discapacidad, como por ejemplo trastornos del espectro autista, asistan con su terapeuta, siendo un espacio totalmente inclusivo.

Además los viernes dispone de juegos inflables y peloteros, y todos los días termina con una merienda realizada con productos de elaboración propia.

“Son en total cuatro horas. Los chicos pasaron por el agua, por los deportes, los talleres y se van con la merienda; cansadísimos y contentos. Este año decidimos que además del cupo mensual haya cupos diarios y semanales para que cada familia pueda elegir la propuesta que más se adapte a su bolsillo y a sus necesidades. El bono semanal incluso se puede utilizar durante todo el mes como la persona quiera: toda la semana completa, dos días una semana o tres días otra”, explicó Muñoz, invitando a toda la comunidad a interiorizarse sobre este espacio verano que brinda la Comisión de Actividades Infantiles.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico