La CAI recuperó la memoria ante Boca y se alejó en la punta

Con dos goles de Martín Prost, uno en cada tiempo, y uno de Mauro Villegas, el conjunto comodorense sumó la décima victoria en el certamen. Jonathan Morales dejó a su equipo con diez por una contractura, cuando ya se habían realizado los tres cambios.

Por Carlos Alvarez
c.alvarez@elpatagonico.net

La CAI dejó en el pasado la derrota ante Jorge Newbery y demostró que “un tropezón no es caída” para el conjunto de Víctor Zwenger. Ayer en el estadio municipal de Comodoro Rivadavia goleó 3-0 a Boca de Río Gallegos, por la 17ª fecha del torneo Argentino B y estiró la ventaja en la cima de la subzona sur.
Le costó encontrar los espacios al conjunto comodorense durante la primera mitad donde prácticamente no hubo situaciones de gol en el arco defendido por Cristian Moyano, salvo un cabezazo de Mauro Villegas, que se fue cerca del poste derecho, tras un tiro libre de Morales.
Pero cuando el primer tiempo agonizaba apareció el goleador con la llave para abrir el marcador, y el partido. Martín Prost apareció por atrás de todos para conectar un centro desde la derecha de Maximiliano Russo y poner el 1-0 que cayó como un balde de agua fría porque no hubo tiempo de recuperación.
Los casi 34° de temperatura pesaron en los jugadores, pero en el complemento era Boca el que debía realizar el gasto para ir en busca de la igualdad. Sin embargo, antes de cumplirse el minuto de juego lo tuvo Prost tras un error defensivo, pero definió mal y sobre los 5m el goleador de la CAI volvió a desperdiciar una chance clara -tras una habilitación de Bonfili- pero su remate pegó en la parte externa de la red.
En la platea se agarraron la cabeza por las chances claras que despilfarró, pero Martín Prost tuvo su revancha y volvió a demostrar su olfato goleador sobre los 31m de juego cuando sin marca, la bajó, enganchó ante el arquero y definió junto al poste izquierdo.
El 2-0 tranquilizó al equipo de Zwenger y debió reacomodarse en la defensa ante la salida inesperada de Jonathan Morales por una contractura, dejando con diez al equipo porque ya habían ingresado los tres cambios.
Sin embargo, Mauro Villegas (que ya había errado una situación clara a los 24 solo frente al arquero) anotó un golazo desde afuera del área. El derechazo del “Mono” ingresó arriba junto al poste izquierdo de Moyano para poner cifras definitivas, y festejar una gran victoria que le permite seguir en lo más alto de la tabla de la subzona Sur.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico