La Cámara confirmó la sentencia de primera instancia para Lezcano y Reuter

Días pasados se había efectuado la audiencia de impugnación de sentencia en la cual las defensas solicitaron una baja en la calificación legal para Lezcano y Reuter; mientras que la fiscalía y la querella solicitaban que se confirmen las penas de prisión perpetua y diez años, respectivamente para ambos. Finalmente los jueces resolvieron que ambos quedarán detenidos hasta tanto el dictamen quede firme.

La Cámara Penal fue presidida por Daniel Pintos e integrada por los jueces penales Martín Montenovo y Guillermo Müller; por el fiscal general del Ministerio Público Fiscal Adrián Cabral; por la querella actuó Juan Carlos Smith; la defensa de Lezcano fue ejercida por la defensora pública Viviana Barillari y la de Reuter por Miguel Donett, abogado particular del mismo

La Cámara resolvió por mayoría, con la disidencia parcial de Montenovo, no hacer lugar a las impugnaciones presentadas por las defensas y confirmar en todas sus partes la sentencia de primera instancia. Manteniendo la prisión preventiva de ambos hasta tanto la sentencia quede firme. 

Cabe recordar que el pasado viernes se había realizado la audiencia de impugnación donde las defensas plantearon la reducción de las calificaciones legales por los cuales habían sido condenados en primera instancia sus pupilos. La defensa de Lezcano solicitó al tribunal que readecue su conducta a “homicidio en ocasión de robo”, en tanto que el defensor de Reuter solicitó su absolución por la nulidad de la imputación y la condena. Asimismo el fiscal requirió se confirme en todos sus términos la sentencia condenatoria de primera instancia; al igual que la querella.

Los jueces en sus considerandos se refirieron a que "un testigo ve cuando la víctima intenta de zafar. Es evidente que el autor, Lezcano, ha querido apoderarse de los elementos, la llave y la alarma del local comercial Game Over, para luego atentar contra la propiedad". Respecto a Reuter mencionaron la impugnación extraordinaria presentada ante la Sala Penal del Superior Tribunal provincial, y que no hubo fundamentos suficientes para invalidar la sentencia del tribunal de juicio.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico