La convivencia en un grupo "temperamental"

El plantel de Huracán que jugó el Nacional de 1976 es considerado por sus propios protagonistas como "temperamental", lo que en varias ocasiones generó discusiones y roces que hoy son recordados con humor, porque nunca pasaron a mayores.

Jacobo Pichintíniz evocó: “Acordate cuando saltó el chispazo entre ‘Pirulo’ (Marcelino Britapaja) y (Juan) Murgia, pero se terminó la práctica, se calmaron los ánimos y nunca más se habló”.

Mario Olivera completó la anécdota. “Juan (Murgia) lo corrió por toda la cancha. (Britapaja) Tuvo que saltar el alambrado con alambre de púas y todo”, rememoró entre risas.

Olivera también tuvo un altercado con Britapaja. “Una vez lo corrí a ‘Pirulo’ desde la Escuela 83 hasta su departamento (en la calle Belgrano), porque me tiró un caño y me sobró, y encima había un montón de pibes alrededor. Me saltó la vena y salí a correrlo”, recordó.

Víctor Gordillo no fue menos. “Yo me quise pelear con el uruguayo Peralta cuando le pegó al ‘Dani’ Amado. Casi nos agarramos a trompadas, pero fue el momento y nada más”, señaló.

En ese sentido, Olivera argumentó: “Lo que pasa es que era un grupo con mucha personalidad, en su gran mayoría. Todos éramos muy temperamentales. En el departamento donde vivió Fermín, los lunes hacíamos la autocrítica. Se cerraban todas las puertas y las ventanas, y muchas veces nos íbamos a los ‘bollos’. Decí que estaba ‘Cacho’ (el director técnico Oscar Cadars), que nos frenaba”.

“Otra vez, en esa reunión cerrada, al ‘Turco’ Alí le tiramos todos los reproches porque había partidos que los jugaba para él solo. Y él seguía discutiendo, hasta que Juan (Murgia) le dice ‘¡Turco, terminala, que sos más cerrado que culo de mate!’, y ahí nos cagamos todos de risa y se distendió todo”, evocó entre las carcajadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico