La crisis se reflejó en la calle Belgrano

Una multitud concurrió ayer en búsqueda del trabajo que, por redes sociales, se ofrecía desde un nuevo bazar, ubicado en la calle Belgrano, entre San Martín y Rivadavia. En la larga cola de aspirantes a los tres puestos de empleo que se buscaban cubrir -un cajero, un repositor y el restante en el depósito- había jóvenes en busca de su primer puesto laboral, pero también muchos adultos que recientemente se quedaron sin su fuente de ingresos.

La cola se extendía por la calle Belgrano, del lado impar, casi desde la San Martín y daba vuelta en la Rivadavia. Por momentos llegó hasta la Mitre; es decir dos cuadras. La fila estaba compuesta por gente deseosa de trabajar, que respondió con mucha expectativa al aviso que por redes sociales lanzó Mega Shop, un completo bazar que abrió sus puertas la semana pasada.

Cada persona que llegaba lo hacía con esa ilusión que, al ver la cantidad de competidores, menguaba un poco, tanto que algunos –la minoría– se retiró de la fila antes de ser entrevistado o dejar su currículum.

Los más firmes y necesitados se quedaron y aguardaron con estoicismo que les tocara su turno. Los más afortunados pudieron tener una breve entrevista con el encargado del salón, pero los que accedieron al bazar luego de las 13 solo pudieron entregar sus datos.

LA NECESIDAD

“Necesito trabajar. No tengo experiencia en esto porque yo siempre me dediqué a otra cosa, pero quiero empezar de nuevo. Me quedé sin trabajo hace unos meses y no puedo seguir así”, indicó desde el medio de la cola José, de 34 años y padre de familia.

Más adelante, con la misma esperanza estaba Federico, un joven que terminó la secundaria el año pasado y desde entonces intenta ingresar al mercado laboral. “Cuando vi la cantidad de gente en la cola me quería matar. A todas las entrevistas que fui siempre me encontré con otras personas, pero nunca tantas. Se ve que la cosa está cada día peor”, resumió a El Patagónico.

En el interior del salón el encargado del local, José Castillo, reconoció su sorpresa. “Estábamos seguros de que iba a venir mucha gente, pero nunca pensamos tanto. Publicamos el aviso por redes sociales y la respuesta es la que ustedes están viendo; desde chicos que buscan su primer empleo hasta gente de más de 45 años que se quedó sin trabajo”, resumió.

Castillo comentó que vio la cola desde antes de abrir el negocio y que, pese a que las horas transcurrieron, se siguió nutriendo de gente. “Atendimos ya a mucha gente, pero se van 5 y otros 10 se suman a la cola. Vamos a tratar de atenderlos a todos y tomar la mejor definición”, advirtió.

Mega Shop es un emprendimiento de Buenos Aires que hace algunos años desembarcó en la Patagonia y esta semana llegó a la ciudad. “Nos está yendo muy bien por suerte y queremos que esto siga creciendo. De paso, como estamos viendo, además de ofrecer buenos productos, le vamos a dar una mano a gente que busca el trabajo”, sostuvo.

La definición no será fácil, tanto por la cantidad de currículum como por la variedad de propuestas y alternativas, pero Castillo indicó que el personal será contratado “entre hoy y mañana. Necesitamos cubrir esos puestos y lo vamos a hacer buscando tomar la mejor elección. Ojalá que así sea”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico