La Cuenca del Golfo se mantiene como segunda productora del país

La Cuenca del Golfo San Jorge se mantiene como la segunda productora de petróleo del país detrás de la Cuenca Neuquina, pero la extracción de crudo tiene vaivenes. La actividad no está al 100% y hay empresas endeudadas. El trabajo mancomunado de los gobiernos, operadoras y sindicatos será fundamental de cara a 2022.

El Día Nacional del Petróleo es la conmemoración del descubrimiento del primer yacimiento de crudo del país. Ocurrió el 13 de diciembre de 1907 en Comodoro Rivadavia y significó un cambio histórico para la Cuenca del Golfo San Jorge.

Desde entonces, la actividad ha marcado el ritmo de vida de la región y es el termómetro del sector productivo. A lo largo de los años, la cotización del crudo ha ido fluctuando y eso ha generado crisis que fueron sorteadas con acciones concretas por parte de los gobiernos, operadoras y sindicatos. Sin embargo, el coronavirus ofreció un panorama oscuro. El precio del barril de petróleo tocó valores que preocupaban, la producción estaba paralizada y los trabajadores debían ser suspendidos. El futuro era incierto.

El plan de vacunación permitió que los fantasmas comenzaran a desaparecer y que los trabajos, lentamente, pudieran retornar a su plenitud. Si bien la Cuenca del Golfo San Jorge está casi al 100% de su capacidad operativa, todavía hay empresas de servicios endeudadas y la producción tiene vaivenes propios de lo que significó estar casi cuatro meses con los equipos parados.

En lo que respecta a extracción de petróleo, la región sufrió una disminución del 4,27% en el periodo de enero a octubre lo que implica 442 mil metros cúbicos menos. La caída en Chubut alcanzó 2,7% y en Santa Cruz norte 7,5% con respecto al mismo período del año 2020. Con respecto al año 2019 las caídas en Chubut Sur alcanzan el 6,8% y en Santa Cruz norte 18,9%.

Si se compara con los 10 primeros meses del año 2019, la retracción acumula un descenso pronunciado (10,97%).

En el campo del gas natural, la comparación enero/octubre de 2021 con respecto al año 2020 arroja una disminución de 5,79% y respecto del mismo período de 2019 alcanza 16,65%.

La comparativa de la extracción de petróleo en Argentina por cuencas registra un incremento del 4,86%, traccionado fundamentalmente por la Cuenca Neuquina (15,14%) que aumentó su participación en el total del 47,16% al 51,78% comparando los 10 primeros meses de 2021 con respecto al año 2020.

Así quedó demostrado en el informe “Día Nacional del Petróleo 2021” del Observatorio de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB).

EL EMPLEO DE LA PERFORACION

Según el trabajo de la FCE, los pozos perforados entre enero y octubre en la Cuenca del Golfo San Jorge fueron 206, esto significa un 27% más que en 2020, “pero se encuentra muy por debajo del trienio anterior y del promedio del decenio”, aseveraron desde la casa de altos estudios detallando que el promedio de los últimos 10 años es de 378. El dato positivo es que volvieron las tareas de exploración con cuatro pozos contra ninguno en los primeros 10 meses de 2020.

En materia de empleo, el segundo trimestre de 2021 marcó una recuperación en las fuentes laborales: más de 451 trabajadores volvieron a los yacimientos. Esto es un respiro después en el mismo periodo de 2020, especialmente en abril, la inmovilidad por el efecto COVID-19 impactó negativamente en el empleo con la pérdida de 658 puestos de trabajo al cuarto trimestre de 2020.

Asimismo, la actividad perdió desde el máximo histórico del primer trimestre de 2015 la cantidad de 1882 puestos de trabajo.

En este contexto, la Cuenca del Golfo San Jorge genera el 40,5% de la producción de crudo del país, la Cuenca Neuquina genera el 51,8%, la Cuenca Cuyana aporta el 3,8%, Austral el 3,1% y Noroeste 0,8%. Además, entre enero y octubre de 2021 comparado con el mismo período de 2020, la extracción aumentó un 4,9% con aumentos del 15,1% en la Cuenca Neuquina y retracción de 4,3% en la Cuenca del Golfo San Jorge.

INVERSION Y REGALIAS

El informe de FCE también estableció que la inversión planeada para 2021 se sitúa en los 1.500 millones de dólares y representa menos de la mitad de los 3.186 millones de dólares del año 2016.

El jueves pasado, en la Casa del Chubut, las operadoras anunciaron su plan de inversiones para el 2022 en la provincia y, según el gobernador Mariano Arcioni, será de 1.000 millones de dólares.

“Existe, según las empresas, dificultades de acceso al financiamiento internacional por el riesgo país y las negociaciones inconclusas con el FMI y organismos multilaterales de crédito”, explicaron desde la FCE.

En tanto, las regalías petroleras en Chubut desde el mes de mayo 2021 superan los 30 millones de dólares, en valores cercanos al promedio del último decenio 31,5 millones de dólares. Mientras que en Santa Cruz desde agosto el ingreso está en torno a los 20 millones de dólares, lejos del promedio de 24 millones de dólares, donde el alza del precio no alcanza a compensar la baja en la extracción.

ETAPAS DE FRACTURA

Bajo este panorama, el convencional busca mantener su actividad en la Cuenca del Golfo San Jorge y el ritmo de la actividad en el fracking es impulsado por las tareas que impulsa Pan American Energy (PAE). La operadora lidera las etapas de fractura en Chubut.

De acuerdo a los datos de Luciano Fucello, country manager de NCS Multistage, hasta noviembre de este año, PAE realizó 1286 fracturas de las 1518 que se registraron en la provincia. El resto fueron desarrolladas por Capetrol (2), Capsa (42), Tecpetrol (62) e YPF (126).

En ese mismo periodo, Calfrac fue la contratista más solicitada ya que acaparó 505 fracturas de las cuales 326 fueron para PAE, 86 para YPF, 55 para Tecpetrol y 32 de Capsa. Detrás quedaron Latitud 45 con 285, Halliburton con 274, Baker Hughes con 266 y San Antonio Internacional con 188.

Además, en octubre se registró una etapa de fractura en shale oor parte de Halliburton por pedido de Tecpetrol.

Chubut comienza a cerrar 2021 con un incremento en sus tareas de fracking. Si se tiene en cuenta la actividad entre enero y noviembre del 2020 y 2021, la provincia tuvo un aumento de 13,53% en las etapas de fractura. También hay que rescatar que aparecieron nuevos actores: Capetrol, Baker Hughes y San Antonio Internacional.

Los integrantes de la industria hidrocarburífera trabajan para aumentar el nivel de inversiones para aumentar la producción y el empleo, y auguran un 2022 dejando atrás los coletazos de la pandemia.

Observatorio FCE UNPSJB (1).jpeg

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico