La cultura argentina está presente en feria cubana

Un espacio con una acabada representación de la cultura argentina -a través de libros, muestras de arte, videos, demostraciones de tango y un mural con sonidos de voces y momentos históricos- es lo que ofrece la Argentina en la XVI Feria del Libro de La Habana, que inauguró anoche en la capital cubana.


La Habana (Télam)
Frente a la costa habanera, en el extremo oriental de la ciudad, se ubica la imponente fortaleza militar San Carlos de la Cabaña, donde se realiza el encuentro, una construcción del siglo XVIII a la que se llega por un túnel subterrßneo que atraviesa la bahía y que Ernesto «Che» Guevara utilizó como centro de comandancia cuando apenas comenzó la revolución.
A diferencia de otras ferias literarias, la disposición de los espacios en esta atractiva construcción consta de pequeñas puertas, una junto a la otra, donde se accede a las distintas editoriales y países que participan del evento, todo comunicado por pintorescas callecitas internas del fuerte, que van guiando al visitante en su recorrido por este inusual espacio.
Apenas se ingresa a los 500 metros cuadrados que ocupa la Argentina, en su rol de país invitado de honor, se puede apreciar una réplica de la escultura de «Ernestito» sentado, cuya copia descansa en la casa de Alta Gracia donde vivió el revolucionario argentino y que Cuba inmortalizó en una foto en la que posaron Fidel Castro y Hugo Chávez, en su visita a la provincia de Córdoba.
La muestra «Memoria. 30 años del golpe de Estado en la Argentina», que se exhibió con gran éxito en el Palais de Glace y que invita a reflexionar sobre los efectos de no ejercer la memoria, comprende obras de destacados plásticos como Carlos Alonso, León Ferrari, Carlos Gorriarena, Luis Felipe Noé, Pérez Celis y Clorindo Testa entre muchos otros.
«De qué no nos tenemos que olvidar los latinoamericanos» es la consigna que dispara la exposición y a la que los visitantes podrán responder a través de cartelitos que pasarán a formar parte de la muestra, junto a las piezas exhibidas, con la misma dinámica a la que se realizó en la Argentina, cuando la pregunta fue «De qué no nos tenemos que olvidar los argentinos».

MUESTRAS
La muestra «Fotos tuyas» de Inés Ulanovsky aborda, en un ensayo fotográfico, el intenso vínculo que existe entre los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado y las fotos de desaparecidos, mientras que «En negro y blanco. Fotografías del cordobaza al Juicio a las Juntas» exhibe 58 imßgenes periodísticas de esos años, compiladas por Pablo Cerdini y Alejandro Reynoso.
«La idea fue contar qué estamos viviendo los argentinos y cómo estamos procesado la historia reciente; un tema que esta gestión está canalizando a través de la cultura», señaló el director nacional de Acción Federal e Industrias Culturales, Guillermo Moranchel, en diálogo con la prensa argentina.
Cerca de 8.500 ejemplares de libros argentinos, que comprende autores tan emblemáticos como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Juan José Saer, César Aira y muchos otros, con géneros que van de la narrativa, el ensayo, la poesía y la literatura infantil, a través de grandes casas editoriales pero también independientes e incluso recuperadas, se podrßn consultar en el espacio celeste y blanco.
«Se trata de una representación de lo que es hoy la industria del libro en la Argentina y, cuando finalice el encuentro literario, todas las obras serán donadas a diferentes instituciones culturales de Cuba, como bibliotecas o a la Casa de las Américas», contó Sergio Baur, consejero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.
Durante toda la feria, el dibujante argentino Miguel Rep, realizará un mural en vivo, de unos quince metros de extensión, en el que colaborarán humoristas gráficos cubanos, amigos del artista, y que intentará abordar los lazos entre ambos países.
Los esbozos de la obra, que Rep comenzó a delinear a poco de la inauguración de la feria, muestran los mapas de Cuba y de Argentina, unidos por distintos elementos que «vuelan» en el medio, en donde se aprecian divertidas interpretaciones de Borges, el psicoanálisis, el «Che», Fangio, un payador, una mßquina de escribir, un perro, un bandoneón y muchos libros.
Emblemáticas fotos blanco y negro, que muestran a Borges sentado frente a Ernesto Sábato o la primera tapa de «Rayuela» -pertenecientes al Archivo General de la Nación- decoran las paredes de la sala, donde habrá espacio también para demostraciones de tango, a cargo de los campeones mundiales 2004, Iván y Marcela.
La proyección de documentales literarios con entrevistas e investigaciones de grandes escritores, así como la reproducción aleatoria de sonidos simbólicos del país -como el relato de un gol de Maradona, la voz de Cortázar, un fragmento de un discurso de Perón o un dißlogo cinematográfico de Niní Marshall, entre muchos otros- también serán de la partida en el espacio rioplatense.
En su intento por ahondar los lazos culturales con Cuba, la Argentina estará presente en la Feria del Libro de la Habana hasta el 18 de febrero, cuando el máximo encuentro de las letras cubanas comience a trasladarse a otras 39 ciudades del interior de la isla.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico