La declararon rebelde por no asistir a la audiencia preliminar en Sarmiento

En el marco de una audiencia preliminar por daño y amenazas simples, la Fiscalía de Sarmiento pidió que se declare la rebeldía de Mónica Urigh por no haberse presentado al acto a pesar de haber sido notificada. El juez hizo lugar al pedido y fijó una nueva fecha de audiencia, ocasión en la que deberá comparecer con la policía.

La audiencia preliminar contra Mónica Susana Urigh debió llevarse a cabo ayer pero la acusada no concurrió al acto a pesar de haber sido notificada. En razón de ello la fiscal general, Laura Castagno, le pidió al juez Daniel Pérez que declare su rebeldía y se fije una nueva fecha de audiencia.

En representación de la acusada actuó el abogado de la Defensa Pública, Marcelo Catalano, quien planteó que su asistida le había informado que se encontraría en Comodoro Rivadavia y por esa razón le propuso participar a través de una comunicación telefónica, aunque no compareció y tampoco justificó los motivos de su inasistencia.

Por su parte la fiscal requirió al juez Pérez una declaración de rebeldía contra la imputada y exigió que para la nueva audiencia concurra mediante el auxilio de la fuerza pública.

El defensor acompañó el pedido de una nueva audiencia y consideró excesivo que se dicte una declaración de rebeldía.

Tras escuchar a las partes, el juez explicó que la imputada fue debidamente notificada sobre la realización del acto judicial y sin embargo no presentó ninguna justificación por su incompetencia.

En consecuencia, dispuso la declaración de rebeldía contra Urigh, quien deberá presentarse a la próxima audiencia mediante el auxilio de la fuerza pública.

A todo esto, hay que saber que el hecho que se le imputó a Urigh ocurrió el 21 de mayo del año pasado en un domicilio ubicado sobre calle 28 de Julio y Sarmiento, de la ciudad homónima. Allí, a las 19:30, se encontraban la víctima, su pareja y un amigo cuando se presentó la acusada y comenzó a tirar piedras contra la puerta de ingreso de la casa, mediante lo cual provocó la rotura de un vidrio.

Asimismo, amenazó a los presentes con pegarles un tiro y degollarlos. Toda la situación quedó registrada en la filmación del teléfono celular de un testigo.

Por este hecho se imputó a Urigh por el delito de daño en concurso real con amenazas simples dos hechos en calidad de autor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico