La defensa de Cristina pidió revocar su procesamiento

El abogado de la ex presidenta Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, pidió ayer a la Cámara Federal porteña que revoque su procesamiento en la causa por las fotocopias de los supuestos cuadernos del chofer Centeno, al criticar la investigación por sus "contradicciones", hechos "escandalosos" y "autoritarismo y arbitrariedad grosera" con que se lleva adelante.

“No tienen ninguna constancia de que en algún momento nuestra representada haya recibido dinero ilícito”, y en los allanamientos ordenados “no se halló dinero ni bóvedas”, sostuvo Beraldi en la audiencia ante los camaristas Leopoldo Bruglia y Carlos Bertuzzi.

A lo largo de una hora, el abogado pidió revocar el procesamiento con prisión preventiva que el juez federal Claudio Bonadio dictó a la actual senadora como supuesta jefa de una asociación ilícita.

Para ello apuntó al “forum shopping” del caso, sostuvo que no se sorteó al fiscal que interviene, Carlos Stornelli, y enumeró una serie de irregularidades cometidas por Bonadio.

Además resumió “severas contradicciones” entre los imputados arrepentidos del caso y también con el contenido de las fotocopias de los cuadernos del ex chofer ministerial Oscar Centeno, y pidió que la Cámara ordene careos.

Beraldi aludió a un “arrepentido privilegiado” en la causa: el primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra.

“El calificativo no le queda corto”, agregó el abogado al aludir a una supuesta reunión en la quinta de Olivos, donde habrían estado el fiscal Stornelli y “al que se denomina operador judicial (Daniel) Angelici”, el fin de semana previo a la presentación de Calcaterra en los tribunales federales de Comodoro Py.

Beraldi remarcó que pidió como prueba los registros de ingresos a Olivos, y que el juez se lo negó.

También aludió a “empresas omitidas” en la investigación y “a un empresario al que se lo menciona, y después se retractan, y que aparece fotografiado con el juez, en un hecho escandaloso”.

ESCANDALOSO

Beraldi enumeró dichos de arrepentidos como el ex funcionario Claudio Uberti, quien declaró que vio 60 millones de dólares en el departamento de Cristina Kirchner, en el barrio de Recoleta, el día de la muerte del expresidente Néstor Kirchner, “sin dar ninguna referencia más”.

En cuanto a las “contradicciones severas entre la supuesta bitácora del delito (los cuadernos de Centeno), y lo que los arrepentidos declararon, habría que haber evaluado la posibilidad de que los cuadernos hayan sido escritos en fecha posterior, eso debería haberse investigado”.

“Esto es como Kramer versus Kramer, la vieja película”, graficó al referirse a las contradicciones entre arrepentidos y enumerarlas en un listado que incluyó a Jorge “Corcho” Rodríguez, Calcaterra, Aldo Roggio, Ernesto Clarens, Juan Chediak y el ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros.

El defensor de la ex presidenta reclamó además por una pericia contable nunca ordenada para dar con los “millones y millones de los que se habla, la ruta del dinero, dónde está la plata”, y que se pidan elementos de otras causas en las que los investigados son los mismos, como las de Odebrecht.

“Hay una deliberada decisión de no averiguar la verdad”, criticó al enumerar las pruebas que según él no ordenó Bonadio.

Y reiteró que hubo “direccionamiento” en las declaraciones de los arrepentidos, la decisión de buscar que hablen y compromentan a su clienta, y directivas para interrumpirlos si se referían a algún otro empresario.

Por último, Beraldi cuestionó la prisión preventiva dictada a Cristina Kirchner, con una “fundamentación insólita”.

“Después de 2 años y 9 meses de persecución procesal, ella cumplió con todas las exigencias, incluso las más disparatadas”, afirmó.

Con esta audiencia, la Cámara cerró las convocatorias a las defensas de los 42 procesados y quedó en condiciones de comenzar a debatir si confirma o no las decisiones de Bonadio en la causa, algo para lo cual no tiene plazo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico