La demanda de Bolivia por una salida al mar empieza a dirimirse en La Haya

Bolivia asegura que la pérdida de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio, a finales del siglo XIX en la llamada Guerra del Pacífico fue y es un obstáculo para su desarrollo económico. Mientras, Chile argumenta que no está en disputa "la entrega o no a Bolivia de parte de su territorio" como tampoco la obligación de hacerlo. Para los sucesivos gobiernos chilenos, el conflicto quedó zanjado con el tratado bilateral firmado en 1904.

Chile y Bolivia comenzarán hoy con sus alegatos en el juicio que hace casi cinco años lleva adelante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) a raíz de la demanda de La Paz para negociar con Santiago el acceso al océano Pacífico, el motivo de un litigio que lleva 135 años.

Los jueces tendrán que dirimir si Chile está obligado a negociar de buena fe el acceso soberano de Bolivia al Pacífico y, si así fuera, decidir si hubo un incumplimiento chileno.

Bolivia asegura que la pérdida de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio, a finales del siglo XIX luego de la llamada “guerra del Pacífico” fue y es un obstáculo para su desarrollo económico.

El presidente boliviano, Evo Morales, estará hoy y mañana en las audiencias del tribunal internacional, que se extenderán hasta el 28 de marzo, mientras que la más alta autoridad chilena será el canciller Roberto Ampuero, nombrado por Sebastián Piñera, quien asumió hace ocho días la presidencia.

Morales dijo el sábado en La Haya que está “contento” y es “optimista” por el trabajo de su equipo jurídico, que presentará unos alegatos con “datos históricos, jurídicos y geográficos”.

La demanda tiene un gran respaldo popular en Bolivia, donde habrá vigilas en las plazas de todo el país durante la madrugada del 18 al 19 de marzo para apoyar el inicio de los alegatos, que se podrán seguir por televisión.

Morales auguró “un nuevo tiempo de soluciones compartidas de buena fe” y se mostró confiado en que la CIJ declarará que Chile tiene la obligación de negociar el acceso de Bolivia al Pacífico.

Mientras, Chile asegura que no está en disputa “la entrega o no a Bolivia de parte de su territorio” como tampoco la obligación de hacerlo.

Para los sucesivos gobiernos chilenos, el conflicto quedó zanjado con el tratado bilateral firmado en 1904.

En 2013, Bolivia presentó a la CIJ una demanda contra Chile en la que pidió que se declare la obligación de negociar de buena fe una salida al mar sobre la base de los compromisos incumplidos a lo largo de la historia.

Chile objetó la competencia del tribunal de la ONU, pero el 24 de septiembre de 2015 el tribunal de La Haya se declaró competente y resolvió que el proceso continúe con la presentación de alegatos escritos.

El Gobierno de la Paz basa parte de sus argumentos en que Santiago accedió a discutir el tema en varias ocasiones en los últimos cien años. Esos diálogos, aunque infructuosos, le habrían ocasionado a Chile una obligación de seguir negociando, según Bolivia.

Chile, por su parte, asegura que las conversaciones se llevaron a cabo para “explorar intereses comunes” dada la vecindad, pero “no porque existieran obligaciones preexistentes”, según fuentes gubernamentales chilenas citadas por la agencia española EFE.

“¿De qué estamos discutiendo?, ¿De tarifas y cuotas?, ¿O de un asunto de fronteras?. Porque si se trata de una cesión de territorio, eso no es una posibilidad”, dijeron las mismas fuentes.

Además recuerdan que Bolivia cuenta con un acceso preferencial a los puertos chilenos de Arica y Antofagasta, donde operan sus propias autoridades aduaneras.

Para Chile, hay “razones políticas internas de Evo Morales”, quien “agita las llamas del nacionalismo con el objetivo de ganar apoyos”. El Gobierno chileno lamenta que Bolivia haya planteado este proceso como una batalla entre “David y Goliat”, apuntaron las fuentes.

Bolivia perdió su acceso al mar tras la Guerra del Pacífico (1879-1883), un conflicto bélico con Chile en el que también participó Perú.

Bolivianos y chilenos rompieron relaciones en 1879 por la Guerra del Pacífico; en 1962 por el desvío de Chile de las aguas del río Lauca y en 1978 por el fracaso de la cesión de una franja territorial en el norte de Arica.

Además, el año pasado hubo tensión diplomática por el tránsito de comercio exterior boliviano a través de puertos del norte chileno.

En la actualidad, un 80% de las exportaciones bolivianas pasan por el puerto de Arica, mientras que el resto transita por Antofagasta, Iquique y algunos puertos de Perú.

El calendario de los seis días de alegatos en La Haya establece que Bolivia intervendrá el lunes 19, martes 20 y lunes 26, mientras que Chile lo hará el jueves 22, viernes 23 y miércoles 28.

El fallo se conocerá en el último trimestre del año o a comienzos de 2019, según anticiparon fuentes oficiales tanto de Bolivia como de Chile.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico