La entrada de hacienda en Liniers cayó ya un 57%

La primera semana del paro organizado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) se hizo sentir fuerte en el mercado de comercialización de vacunos. En estos primeros días de lock out ingresaron 9371 cabezas, lo que reflejó una caída de un 57,05 por ciento con respecto a la semana pasada.
Ayer ingresaron al Mercado de Liniers 3012 cabezas de ganado (un 65,91 por ciento menos que el viernes último), y con esa suma la totalidad de la hacienda comercializada en ese centro no llegó a las diez mil en el curso de la semana.
Se trató de una semana atípica, en la que hubo un feriado -el martes 1 de mayo-, y además la primera de las dos de paro que cumplen los productores ganaderos adheridos a Carbap, en protesta por la política oficial de regulación de precios de la carne.
Los productores que participaron del lock out son los de las provincias de Buenos Aires y La Pampa, las más ricas en ese rubro pecuario.
Los organizadores de la protesta más extensa que impulsó el campo contra el gobierno del presidente Néstor Kirchner volvieron a garantizar el jueves que «no hay motivos para que falte carne en las góndolas», ya que los frigoríficos consumeros -que faenan para cubrir la demanda del mercado interno-, «cuentan con importante cantidad de reservas de reses en cámaras», comentó el secretario de la entidad, Jorge Srodek.
El dirigente también evaluó el avance de las negociaciones entre el Gobierno y los distintos actores del negocio de ganados y carnes, que debería cerrar con la firma de un acuerdo consensuado entre las partes «en pocas horas», para normalizar el comercio cárnico en el país.
«No soy muy optimista al respecto», dijo y acotó que «poco o casi nada podrá lograrse si la plaza comercial sigue intervenida».
Carbap destacó también que la protesta tiene como objetivo «generar la atención sobre los serios problemas económicos y sociales» del país, así como que éstos «podrían ocasionar la disminución de la actividad ganadera en las comunidades del interior productivo del país».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico