La escuela de boxeo de SUPA invita a sumarse a la actividad pugilística

Desde hace siete años, lo que era un depósito del puerto de Comodoro Rivadavia se convirtió en un espacio de encuentro y contención para jóvenes que buscan formarse a través del deporte de los puños. Contar con baños y capacitación para técnicos, es el anhelo de su referente Luis Montiel para este año.

por Angel Romero

a.romero@elpatagonico.net

En un extremo de la costanera local, y frente al Centro de Información Pública (CIP), se puede observar a chicos practicando frente a una bolsa u oscilando con la soga.

Desde 2011, Luis Montiel (58) salía de su trabajo como estibador en el puerto local y se encontraba con la juventud que tenía como centro de encuentro la costanera local. Muchas veces no los veía en las mejores condiciones.

Por ello, Montiel se propuso volver a relacionarse con el boxeo –del 76 al 80 fue amateur en la categoría mosca– y habló con otro hombre del deporte –y delegado del sindicato de SUPA– que por entonces era referente de Huracán.

“Como había ese espacio que funcionaba como depósito del puerto, le propuse a Juan Velázquez sino me lo prestaba para armar un espacio para entrenar boxeo. Y no solo accedió a mi pedido, sino que también colaboró con los primeros elementos”, recuerda Luis en diálogo con El Patagónico.

Así, Montiel encontró un espacio propio donde llevar a su hijo, que se llama igual que él y que a los 10 años había comenzado a boxear.

“Uno acá ofrece un espacio distinto a lo que pueden encontrar los jóvenes cada vez que vienen a dar vueltas a la costanera. Yo me formé en el municipal 1 en la época de Oscar Rojas y Romero. Pero en ese entonces era todo muy rústico y a pulmón. Dependía de cada uno seguir o no. En mi caso lo hice hasta el 76’, cuando me tuve que ir a la ‘colimba’. Luego el formar una familia me hizo alejarme de la actividad”, subrayó.

Los primeros en acercarse fueron los que iban a la “costa” a “tomar”. Y en la actualidad la mayoría de los casi 23 jóvenes que asisten son en su mayoría de zona norte, dando razón a la apreciación del titular del Ente Comodoro Deportes, Othar Macharashvili, acerca de que hacen falta escuelas de boxeo en ese sector.

“De los 23, tenemos cinco para competir. Y Anahí Carrizo (15) es la más destacada de la escuela, porque el año pasado se consagró campeona de la categoría mosca en los Juegos Evita. Por ahí, los que eligen pelear les pedimos compromiso porque el Ente Comodoro Deportes nos ayuda con las revisaciones médicas, y eso de por sí es un gasto. Entonces queremos que el dinero que gasta el Estado valga la pena”, se sinceró.

En la actualidad, la escuela de boxeo de SUPA no cuenta con baños. Y ello es una preocupación para Luis, en especial para las chicas que se acercan a entrenar de lunes a viernes a partir de las 18 y hasta las 20.

“Acá no se cobra cuota social ni nada por el estilo. Sí hablamos que cuando se rompe algún elemento colaboremos entre todos para reponerlo. Mientras vemos cómo hacemos para conseguir aunque sea un baño químico para que las chicas puedan ir. Por mi lado mi anhelo es capacitarme como entrenador, y que los capacitadores puedan venir a Comodoro. Al igual que nos tengan en cuenta para los festivales que se organizan en la ciudad”, sentenció.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico