La familia del secuestrador sufría violencia y ya lo habían denunciado

La hermana del secuestrador de Caseros dijo que han hecho hechos varias denuncias: "La Justicia no nos escuchó", aseguró también, que sus padres, ella y su hermano mayor sufrieron violencia por arte de Alejandro Maldonado.

Mariana, la hermana de Alejandro Maldonado, el hombre que fue abatido luego de tomar de rehén a su amigo, relató que el agresor contaba con varias causas en contra por amenazas y lesiones dentro de su propio entorno familiar.

“Tengo millones de denuncias de perimetrales, él quiso acuchillar a mi hermano mayor, mis papás sufrían violencia por él, nosotros lo quisimos ayudar. Él está enfermo", afirmó la mujer.

En esa línea, remarcó que ella sufrió violencia por parte de este "durante toda su vida"; "desde que tengo uso de razón", puntualizó, ya que desde muy chico "consume". "Él era electricista, pero mucho no lo llamaban, porque llamarlo a él, era tener un problema", agregó.

Además, remarcó que su hermano tenía "portación de arma", y que "todos los meses compraba armas". Asimismo, detalló que ella desde hace ocho años intentó en varias ocasiones que intervenga la Justicia. "El Juzgado de Paz de Caseros no nos escuchó", enfatizó.

No obstante, previo al desenlace fatal, Mariana responsabilizó de todo a la pareja de su hermano, a quien consideró que "no es ninguna víctima" ya que "lo protegía", desde su lugar como empleada de una fiscalía.

Respecto a la víctima, José Alejandro Cáceres (47), la hermana del secuestrador afirmó que eran "amigos de toda la vida", al punto que Cáceres es "el padrino de su hija más grande". "Es incapaz de tocarlo a José", había manifestado, aunque subrayó su temor de que "haga algún coma diabético", ya que sufre de esa patología. No obstante, aseguró que "es consumidor", al igual que su hermano.

La situación comenzó anoche, pasadas las 23.30, en una vivienda tipo PH situada en la calle Tres de Febrero al 3900, de Caseros, partido de Tres de Febrero.

Según indicaron las fuentes, todo comenzó cuando el dueño de casa cenaba con su esposa; su amigo, la mujer y el hijo de éstos. De acuerdo con los datos preliminares, se inició una discusión, en medio de la cual Maldonado habría intentado ahorcar a su esposa, por lo que los invitados salieron de la casa.

En medio de la situación crítica, Cáceres reingresó a la vivienda, mientras que la mujer de Maldonado logró irse y, desde ese momento, el dueño de casa permanece atrincherado y armado con el amigo de rehén en el lugar.

Tras la denuncia realzada tanto por los allegados como por los vecinos que comenzaron a escuchar disparos, la policía rodeó la casa y fue convocado el Grupo Halcón.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico