La familia exige que el policía “pague” con una pena

Buenos Aires (Télam)
Leonardo Domínguez, uno de los tres hermanos del joven asesinado en San Telmo por un balazo policial, reclamó que “se le aplique toda la ley” al cabo primero Mendoza, de cuya arma salió el proyectil que lo mató. Exigió que “los policías entiendan que las armas no son juguetes” y reclamó además que las autoridades analicen el asesinato para conocer en detalle “las fuerzas de seguridad” que conducen.
“El cabo Mendoza tiene que pagar porque no cualquiera puede tener arma: implica responsabilidades, las que él no tuvo”, enfatizó.
En tanto, la juez de Instrucción a cargo de la causa, María Gabriela Lanz, no había recibido el sumario labrado por el hecho, por lo que aguardaba esa documentación para realizar un análisis previo a la indagatoria. Por este motivo, el policía no fue todavía trasladado a los tribunales porteños, sino que aguardaba bajo custodia de Gendarmería Nacional su citación a indagatoria.
Dijeron que aún se trabaja en la recolección de datos para definir por cuál delito va a interrogar al policía. Se aguardaba también las pruebas reunidas hasta el momento por el personal policial, de Gendarmería y el fiscal de la causa, Adrián Peres.
Por orden de la juez Lanz, son los peritos de Gendarmería Nacional quienes realizarán los peritajes de rigor en el lugar del hecho y sobre el arma secuestrada al cabo primero detenido. Esos estudios son fundamentales para determinar si es posible que el arma se haya disparado sola al caer al piso, tal como sostienen algunas versiones policiales y descreen los familiares de Domínguez.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico