La Federación Palestina de Fútbol condenó el partido amistoso entre Argentina e Israel

El presidente de esa entidad, Jibril Rajoub, rechazó el amistoso que la Selección disputará con Israel el sábado. Advirtió que lanzará una "campaña contra la Federación Argentina" y que se podrían llegar a quemar camisetas de Lionel Messi. "El gobierno israelí está tratando de darle un alcance político, insistiendo en que tenga lugar en Jerusalén", cuestionó.

Refugiado en el noveno piso del exclusivo Hotel Sofía, que hace las veces de concentración argentina en Barcelona, Lionel Messi está al margen de todo lo que está sucediendo por estas horas con su nombre. El presidente de la Asociación Palestina de Fútbol atacó directamente la figura del astro rosarino y afirmó que se podrían llegar a quemarse camisetas con su nombre en repudio al amistoso que la Selección jugará el sábado ante Israel en Jerusalén.

Jibril Rajoub dijo sin titubear ante la prensa: “Messi es un gran símbolo de paz y de amor. Todavía esperamos que no venga, que no sea partícipe del blanqueo de los crímenes de la ocupación israelí”. El dirigente, a su vez, entregó este domingo una carta al representante de Argentina en Ramallah, en la ocupada Cisjordania, para que sea entregada a la AFA y al Gobierno argentino.

“Vamos a lanzar una campaña contra la Federación Argentina. Messi cuenta con muchos millones aficionados en los países árabes y musulmanes “, sentenció Rajoub.

El dirigente palestino expresó que “de un evento deportivo, este partido se ha convertido en una herramienta política”. Y subrayó: “El gobierno israelí está tratando de darle un alcance político, insistiendo en que tenga lugar en Jerusalén”.

En el búnker de la Argentina en Barcelona, en el que se encuentra Claudio Tapia, presidente de la AFA, liderando la delegación, estas declaraciones fueron leídas con atención. Advirtieron que la Selección está ajena “por completo a las cuestiones políticas entre esos dos países” y consideraron como un “disparate” sostener que por jugar un partido amistoso de preparación rumbo al Mundial la Argentina apoya a un lado o se enfrenta a otro.

El encuentro se oficializó el 16 de mayo tras una reunión entre Tapia y el embajador israelí Ilán Sztulman y se disputará este sábado a las 21.35 de Jerusalén (15.35 de la Argentina) en el Estadio Teddy Kollek, con capacidad para casi 32 mil espectadores.

En la previa hubo furor por la venta de entradas, que se agotaron en cuestión de minutos.

Desde la organización de la delegación albiceleste aseguraron que el encuentro sigue en pie. La Selección partirá en avión privado a Tel Aviv este jueves luego del entrenamiento matutino. Desde allí se trasladará en bus hasta Jerusalén, donde estará hospedada en el Hotel Orient. Al día siguiente habrá entrenamiento en el estadio mismo durante la mañana.

Por la tarde llegará un momento especial: la vista del equipo, con Lionel Messi a la cabeza, al Muro de los Lamentos. Habrá una seguridad extrema a cargo del Estado israelí, según le comentaron a este diario. Todavía no se sabe si la prensa argentina podrá presenciar el hecho para captar la imagen del 10 dejando allí su deseo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico