"La final perdida con River dolió más que ninguna", afirmó Tevez

"No soy tan boludo para exponerme en una cárcel o jugando al golf", afirmó el futbolista del puntero de la Superliga Argentina de Fútbol.

El líder futbolístico de Boca Juniors Carlos Tevez rechazó ayer las versiones sobre la lesión muscular sufrida la semana pasada, al afirmar que no se considera “tan boludo” para exponerse en un picado “en una cárcel” o “jugando al golf” como se especuló.

Tevez contó que el desgarro sufrido en el sóleo, sobre el que evitó ponerse plazos de retorno a las canchas, fue producto de “un trabajo de potencia en el gimnasio” y no de las “barbaridades” que se dijeron públicamente.

Al respecto, un rumor indicó que la dolencia había ocurrido jugando un picado en un penal de Córdoba, donde supuestamente estaba alojado uno de sus hermanos, que de hecho está preso en Ezeiza, y otra durante un partido de golf, uno de sus pasatiempos favoritos.

“No soy tan boludo para exponerme yendo a una cárcel o jugando al golf, mucho más en este momento cuando la marea está movida y lo indicado es resguardarse”, aseguró en relación al momento deportivo de Boca luego de perder con River Plate la Supercopa Argentina en Mendoza.

“Que se digan esas pelotudeces duele, pero a la vez me hace más fuerte. Entiendo que es hora de callarse la boca y, como se dice, romperse el c... dentro de la cancha para cambiar este momento”, asumió en una entrevista que le concedió al programa “Estudio Fútbol” de TyC Spors.

Tevez, de 34 años, aceptó que la inoportuna lesión pasó “en un momento duro” por la reciente derrota ante River y antes de “una final en lo anímico y lo futbolístico” como supone el partido del domingo ante Talleres, escolta a seis puntos de Boca en la Superliga.

El “Apache” recordó que el músculo lesionado siempre lo tuvo a maltraer, pues el año pasado tuvo otros dos desgarros en la zona. “Sufro mucho por el sólo, la primera vez que me lo lesioné fue en Inglaterra, cuando estaba en el West Ham, y fue bajándome del auto”, evocó con una sonrisa.

Aclarado el origen de su lesión, Tevez ahondó en la Supercopa Argentina que Boca perdió ante River, que “dolió más que ninguna” otra final perdida a lo largo de su carrera.

“Si Boca hubiera jugado de entrada ese partido como lo hizo durante el segundo tiempo creo que River hubiera tenido menos chances, pero erramos en haberles regalado los primeros 30 minutos del partido. Ahí se dieron cuenta que lo podían ganar”, lamentó.

Tevez negó después que le haya recriminado al colombiano Edwin Cardona por el segundo gol de River y que ello haya provocado una reacción de Pablo Pérez en el vestuario.

“Tengo una muy buena relación con él, no creo que haya tenido la culpa. En todo caso, la culpa es de todo el equipo. Lo que tuve que decirle a Cardona lo hice en privado”, agregó.

Por esa derrota en Mendoza, Tevez admitió que el presidente de Boca, Daniel Angelici, “estaba muy enojado” cuando fue a visitar al plantel al día siguiente.

“Me pareció algo normal, algo lógico por cómo había jugado el equipo. Delante del plantel nunca lo había visto así. Le fallamos a él, por eso todo lo que pudo haber dicho en esa conversación fue poco”, aceptó como cierre.

“NO SOY NUEVE”

Por otra parte, Tevez le envió ayer un mensaje al DT Guillermo Barros Schelotto, al expresar su preferencia por jugar “de enganche” y no de centrodelantero como lo ubica el Mellizo. “Todos saben que no soy 9, si me dan a elegir quiero jugar de enganche para hacerme cargo de la conducción del equipo”, optó en una entrevista con el programa “Estudio Fútbol” de TyC Sports.

“Acepto jugar de 9 porque el DT me lo pide y el equipo lo necesita, yo no me voy a plantar por eso. Lo entiendo a Guillermo, el me dice que quiere que agarre la pelota más cerca del área, donde puedo hacer daño”, explicó.

“El técnico es el que tomas las decisiones y uno tiene que tratar de hacer lo mejor para el equipo dentro de la cancha”, asumió en relación a su posición dentro del equipo del líder de la Superliga.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico