La fiscal Bottini aclaró que no fue procesada por espionaje

Junto con Fernando Rivarola, en su momento atendieron las demandas de integrantes de la AFI que perseguían a organizaciones defensoras del medio ambiente y de los derechos de los pueblos originarios.

Luego de que el abogado Osvaldo González Salinas hablara de "desprocesamiento" de los fiscales, María Bottini aclaró que en realidad –junto con Fernando Rivarola, hoy con cargo de mayor jerarquía en Rawson- fueron sobreseídos en segunda instancia.

En contacto con Notas de Radio por Fm Sol, Bottini apuntó contra las declaraciones de González Salinas al aclarar que fueron sobreseídos en segunda instancia. Afirmó que el término "desprocesados" no existe y que fue utilizado de manera "maliciosa".

Precisó que tanto ella como Rivarola –el mismo que investigó sin suerte la desaparición de Santiago Maldonado y que hoy enfrenta una denuncia por violencia de género- están sobreseídos en este momento.

"Estamos desvinculados de ese proceso y ahora hay un recurso de casación nuevamente y como es un pronunciamiento que pone fin al proceso, tienen derecho las víctimas o los querellantes, en este caso, al recurso de casación", aclaró la fiscal.

Explicó que "fuimos imputados en su momento, procesados por el doctor (Guido) Otranto por un delito que es haber mantenido contacto con un agente de inteligencia sin autorización del director de la AFI. Ese delito tiene una pena máxima de 3 años de prisión, y nosotros somos personas sin antecedentes por los cargos que ocupamos, por lo cual es un delito que no implicaría una pena privativa de libertad en perjuicio de lo cual el doctor González Salinas en un momento dijo que podíamos estar 10 años presos". Mencionó que se dijeron y salieron publicadas en los medios de comunicación "cosas inexactas que van en contra de la imagen de personas que trabajamos en la función pública".

Respecto a la causa, recordó que cuando el juez Otranto (el primero que investigó, también sin suerte, la desaparición de Maldonado) los procesó, la Cámara de Comodoro Rivadavia los sobreseyó.

"Eso implica una desvinculación del proceso de los imputados", indicó. Detalló que luego fue a la Cámara de Casación Penal en Buenos Aires, "que dijo que faltaba profundizar la investigación por lo cual volvió a la Cámara de Comodoro que dio una falta de mérito y el doctor Otranto realizó las medidas de investigación que a su criterio faltaban y decidió desvincularnos del proceso. Esto fue apelado por las querellas y la Cámara de Comodoro ratificó la decisión del juez de primera instancia".

Por último, volvió a mencionar que si bien están sobreseídos en segunda instancia, las victimas que están presentadas como querellantes apelaron.

Vale mencionar que se trata de la causa por el espionaje ilegal que comenzó en el Juzgado Federal a cargo del juez Guido Otranto en el 2015, a partir de la propia presentación de los fiscales cuestionados.

En las fichas que se conocieron de unas 30 personas de Esquel y la comarca se hacía mención a situaciones particulares y personales de diferentes vecinos de la zona con una lectura subjetiva de su vida, material entregado por un agente de la AFI a la brigada de investigaciones de Lago Puelo, y después entregado al Ministerio Público Fiscal en el marco de la investigación de un grupo mapuche por la recuperación de tierras de la zona de Leleque.

Fuente: EQS Notas

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico