La Fiscalía pidió cuatro años de prisión para Oscar Alarcón y el decomiso de sus bienes

Se trata del pedido de decomiso de cuatro terrenos en Playa Unión, un edificio de dos plantas en el centro de Rawson y una casa en una zona residencial cercana al río Chubut. Además, los fiscales de la Oficina Anticorrupción solicitaron una multa de 20 millones de pesos para el condenado. En cambio, su abogado solicitó una pena de cumplimiento condicional y una multa de 255 mil pesos como máximo. Los jueces darán a conocer su resolución el jueves.

Los jueces penales de Rawson, Mirta Moreno, Sergio Piñeda y Marcelo Nieto Di Biase darán a conocer el jueves la sentencia contra el exdirector provincial de Ceremonial, Oscar “Chito” Alarcón, tras haber sido declarado la semana pasada culpable del delito de enriquecimiento ilícito al no poder justificar con sus ingresos en la función pública la adquisición de propiedades a valor actualizados de 53 millones de pesos. Además ya pesa sobre él otra condena por la percepción de “dobles sueldos” como funcionario provincial y como empleado del municipio de Trevelin, por lo que la pena que reciba sería de cumplimiento efectivo.

Durante la audiencia de discusión de la pena por enriquecimiento ilícito, ayer fiscales del caso Alex Williams y Omar Rodríguez pidieron cuatro años de prisión de efectivo cumplimiento, además de una multa de 20 millones de pesos, la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos y el decomiso de cuatro terrenos en Playa Unión, un edificio de dos plantas en el centro de Rawson y una casa en una zona residencial cercana al río Chubut.

El querellante representante de la Oficina Anticorrupción coincidió en general con los fiscales pero agravó el monto de la multa en “la mitad del costo de los bienes adquiridos”. El resto de los querellantes –diputados denunciantes y Fiscalía de Estado- coincidieron en todo con los fiscales que investigaron el caso.

DECLARARON SUS AMIGOS

Convocados por el defensor Fabián Gabalachis, declararon en el principio de la audiencia cuatro amigos de Alarcón, considerados “testigos de concepto”. El primero en declarar en favor de Alarcón fue Juan Trecani. Lo describió como una excelente persona y que siempre mantuvo un perfil bajo. Agregó que su vida fue austera y que en muchos casos lo vio sacar plata de su bolsillo para ayudar a la gente. Marta Quintana, en tanto, dijo que conoció a Alarcón a quien consideró una muy buena persona.

Desde Trevelin también declaró Lidia Díaz. Interrogada por el defensor Gabalachis expresó que conoció a Alarcón en 2002 y que juntos realizaban actividad política. Agregó que el imputado ayudó a mucha gente y que además es un buen amigo. Coincidió con los otros testigos en que Alarcón siempre fue una persona sencilla. La ultima testigo de la defensa en declarar fue Sally Miguens, Manifestó en favor del imputado que conoció a Alarcón haciendo política y que es una persona muy solidaria. Agrego que es muy querido por la gente en los parajes y localidades de la cordillera.

EL FISCAL LO

ACUSO DE MENTIR

A su turno, el fiscal Rodríguez planteó que Alarcón mintió en el juicio, que no tenía necesidades económicas y que decidió engrosar su patrimonio solo por codicia. Manifestó que los testigos de ocasión son testigos relativos. Y concluyó en pedir una pena de prisión de cumplimiento efectivo de cuatro años, inhabilitación perpetua y una multa de 20 millones de pesos. También el decomiso de los cuatro terrenos de Playa Unión, el local de dos plantas en la calle Gregorio Mayo y la casa cercana al río, estos últimos en Rawson.

Los querellantes de fiscalía de Estado, oficina anticorrupción y los diputados provinciales en general adhirieron y consideraron como agravante el hecho de ser funcionario público.

En cambio, el defensor Gabalachis dijo que la pena debe ser resocializadora y pidió que el tribunal no tenga en cuenta el agravante de ser funcionario público. Gabalachis dijo también que la publicidad del proceso y lo difundido a través de las redes sociales en contra de Alarcón constituyen un atenuante por cómo han afectado a Alarcón.

El defensor argumentó que la falta de antecedentes penales incluida la causa de Esquel por los “dobles sueldos” en donde Alarcón también fue hallado culpable. Pidió una pena de dos años de prisión, no se opuso a la inhabilitación para ocupar cargos públicos y ofreció una multa de 255.000 pesos como tope máximo.

Gabalachis además concluyó que la pena no sea de prisión sino de carácter condicional.

Como contrapartida, el fiscal Rodríguez defendió la publicidad de las audiencias penales y que la repercusión social del caso no debe influir en la decisión de la pena que deberá cumplir Alarcón.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico