La futura princesa británica vivió la crisis post 2001 en la Argentina

Meghan Markle, la próxima princesa de la casa de Windsor, vivió en la Argentina cuando tenía 20 años (hoy tiene 36), trabajó en la embajada de Estados Unidos en Palermo, y sufrió los efectos de la inestabilidad económica de 2002.

La mujer estadounidense que en menos de dos días se convertirá en la esposa de Harry, hijo menor de Lady Di, caminó durante su juventud las calles porteñas en los meses del otoño de 2002.

Argentina transitaba la crisis post 2001, y Markle llegó al país, tras haber finalizado sus estudios en Relaciones Internacionales con el fin de perfeccionar su profesión y realizar una pasantía en la sede diplomática estadounidense.

"Estuve en Buenos Aires en plena devaluación económica, en ese momento el secretario del Tesoro era Paul O'Neill, con quien compartí una caravana y haciendo todo eso (...) Pensé realmente que tendría una carrera política", dijo Meghan durante una entrevista.

Por su parte, Mark Krischik, funcionario de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, afirmó en el libro "Meghan: una princesa de Hollywood" que "de haber seguido en el Departamento de Estado, hubiera sido una excelente adquisición para el cuerpo diplomático. Tenía todo para serlo".

La formación académica de la mujer de 36 años que se convertirá en princesa de la monarquía británica el próximo sábado la desarrolló al norte de Chicago, en la ciudad de Illinois.

Allí, Markle obtuvo tanto el título en Relaciones Internacionales como el de Teatro en la Northwestern School of Communication.

La escala argentina de Meghan Markle formó parte de su transición laboral, ya que una vez que dejó el país, se dirigió nuevamente a su nación natal donde comenzó con su carrera artística.

Incluso, confesó en un reportaje que la experiencia vivida en Buenos Aires fue de "gran aporte para armar el personaje de Rachel Zane de la serie Suits.

"Siempre quise actuar, pero odiaba la idea de ser un cliché, la chica de Los Ángeles que quiere ser actriz. Quería hacer algo más que eso, y siempre me ha gustado la política, así que acabé cambiando mi especialidad completamente", expresó a la revista internacional Marie Claire.

La "boda real del año", como la catalogaron todos los medios a nivel mundial, entre Meghan Markle y el príncipe Harry será el 19 de mayo a las 17 (hora Argentina), momento en que los jóvenes intercambiarán los votos.

Los principales canales de televisión transmitirán en vivo la ceremonia y emitirán programación con documentales especiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico