La hija de Pedro Cárdenas pidió "que se cuente la verdad" sobre su muerte

El fiscal Héctor Iturrioz trabajaba ayer con los informes preliminares de la autopsia practicada a Pedro Cárdenas, el hombre hallado el martes a la noche con una puñalada en el pecho, en el interior de su camioneta estacionada frente a la casa de su expareja. Iturrioz declaró que no se puede descartar de modo alguno una autolesión por lo que hasta el momento un suicidio es la principal hipótesis que tiene la Fiscalía. Mientras su hija Noelia pide saber qué pasó con su padre, ayer también se escuchó el testimonio de Daiana Pérez, la expareja del fallecido, quien estuvo demorada en las primeras horas de la investigación. Afirmó que era víctima de violencia de género, pero que nunca intentó defenderse en las ocasiones en que fue golpeada por Cárdenas.

Tal como había adelantado El Patagónico en su edición de ayer, el fiscal Héctor Iturrioz aguarda los informes finales de la autopsia practicada a José Pedro Cárdenas (48), el dueño de una distribuidora de bebidas que fue hallado muerto el martes a la noche dentro de su camioneta, frente a la casa de su expareja en el barrio Las Flores.

Para la Fiscalía la principal hipótesis es la de un suicidio luego de que los informes preliminares de la médica forense Eliana Bévolo y de un perito de la Policía Científica dieran cuenta de que no se puede descartar de modo alguno una autolesión.

Uno de los argumentos médicos y forenses que los especialistas señalaron al fiscal es una lesión con cuchillo que se denomina “retome” y suele darse en autoagresiones. De todas maneras, se aguardarán los resultados de las pericias de ADN en el mango del cuchillo tipo sierrita que se secuestró.

Si en ese caso, se encuentra ADN de alguien más, la causa podría virar hacia el “presunto homicidio”. Hasta el momento para la Fiscalía no hay testigos que observaran el momento en que Cárdenas pierde la vida.

En su velatorio, algunos amigos del fallecido señalaron que les llamaba la atención que se haya quitado la vida con un cuchillo, cuando él siempre andaba con armas de fuego. Incluso la hija de Cárdenas, Noelia, le manifestó a Canal 9: “no tenemos nada claro, solamente estamos buscando que se cuenta la verdad. Queremos saber qué pasó con mi viejo”.

Para el fiscal Héctor Iturrioz, “no hay indicios claros de una reyerta, el goteo hemático (goteo de sangre) empieza en la puerta de la vivienda (de su expareja) hasta la camioneta. Cárdenas estaba sentado relajado, no tenía signos de lesión ni él, ni quien fue demorada (por Daiana Pérez)”.

Tras recuperar la libertad, luego de ser demorada en las primeras horas de la investigación, Daiana Pérez dio ayer su versión y lo hizo ante las cámaras de Canal 9, luego de algunas acusaciones públicas contra ella y su familia.

Pérez recordó que Cárdenas tenía una prohibición judicial de acercamiento hacia ella y su hijo. Sostuvo que en la noche del martes este llegó exaltado con un cuchillo de carnicero y que le tiró fernet, manchando las paredes de la vivienda.

La mujer dijo que su abuelo de unos 90 años le alcanzó a sacar el cuchillo y que Cárdenas salió a la calle con otro cuchillo, tipo Tramontina, diciendo que se iba a matar.

“Yo no vi que se cortó ni nada, pero él siempre tenía cuchillo, él siempre se emborrachaba y se hacía cortes, jamás pensé que se iba a matar, capaz se cortó mal y se dio justo en el lugar en donde no tenía que dárselo”, afirmó Pérez.

“YO NO TENGO NADA QUE OCULTAR”

“Quiero que se resuelva todo, que se sepa la verdad, que se deje de ensuciarme”, agregó la expareja de Cárdenas. “Él a mí me apuñaló, me rompió los dientes, me ha desfigurado la cara”, denunció.

“Yo no tengo nada que ocultar. Estuve demorada, doce horas, ni me dejaron cambiar. No tengo nada que ocultar. Tengo familiares de él que me conocen, saben que yo estuve en las buenas y en las malas con él, hasta la guarda de mi hijo me sacaron por la culpa de él. No vi que fue él, yo no vi en ningún momento, nunca pensé que se iba a apuñalar”, afirmó la mujer que tiene miedo porque en las últimas horas recibió amenazas.

“Yo entiendo el dolor porque yo también estoy sufriendo. El que me conoce sabe cuánto lo amé. Nunca me defendí, me pegó, me apuñaló en la pierna, me rompió dientes, me desfiguró la cara, nunca traté de defenderme”, insistió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico