La "historia eléctrica" que transita Nissan
Desde el Tama de 1947 la marca japonesa tiene desarrollos con esta tecnología. Su última creación fue el IMs Concept, con realidad virtual.

Nissan tiene una extensa trayectoria en el desarrollo de vehículos eléctricos, que viene desde 1947, con el Tama. La marca japonesa hoy es líder en eléctricos y se debe en parte a que fue pionera en la materia. El Tama utilizaba baterías de plomo-ácido reemplazables que generaban 3.3kW de potencia y una velocidad máxima de 35 km/h, con 65 kilómetros de autonomía. Hasta 1950, uno de sus papeles fue servir como taxi.

En 1983 fue el turno del Nissan March EV, con un motor de inducción y una transmisión electromagnética de dos marchas. Como resultado, la batería generaba una autonomía de 160 km. a una velocidad constante de 40 km/h. En 1996, el Prairie Joy EV fue el primer vehículo eléctrico del mundo con una batería de ión-litio en forma cilíndrica. Sirvió de apoyo para el equipo japonés de Exploración del Polo Norte. Luego, en 1999, Nissan Hypermini EV tuvo 219 ejemplares producidos.

Nissan produjo 219 vehículos Hypermini Electric y tenía 114 kilómetros de autonomía con una carga.

En la década de 2000, el Altra EV fue el primer vehículo de “producción” en utilizar baterías de iones de litio. Su velocidad máxima era de 120 km/h y ofrecía una autonomía de 193 kilómetros con una carga de cinco horas a 200V. En 2005 llegó el PIVO, con una cabina que giraba 360 grados y tres plazas, y en 2008 el NUVU, con paneles solares en todo el techo de vidrio.

El Nissan LEAF, a hoy el eléctrico más vendido del mundo, debutó en 2010. Con más de 380 mil unidades comercializadas, este año llegó al mercado argentina. En esta década también se conoció el TeRRA SUV Concept (2012) y el e-NV200 (2014), que podía viajar hasta 170 kilómetros con una sola carga, además que puede ser recargada hasta el 80% en menos de 30 minutos.

Los últimos años dominaron los concept. En 2015, el Nissan IDS, que combinó la inteligencia artificial y la tecnología de EVs, con modo de conducción autónoma. En 2016 apareció el BladeGlider, con una velocidad máxima superior a los 190 km/h. La potencia de las llantas traseras es provista por dos motores eléctricos de 130 kW, uno para cada llanta. La energía es suministrada por una batería de alto rendimiento de cinco módulos de iones de litio de 220kW.

Los últimos: Nissan IMx Concept (2017), con una autonomía de más de 600 kilómetros y conducción autónoma. Este año se develó el Nissan IMs Concept, con una interfaz 3-D donde el mundo real converge con el mundo virtual. Su autonomía es de 611 km.