La iglesia rechazó el proyecto de ley para despenalizar el aborto en Chile

El proyecto presentado por la presidente chilena, Michelle Bachelet, fue rebatido a pocas horas de haber sido dado a conocer. El cardenal Ricardo Ezzati aseveró que "no se puede obligar a eliminar un niño en gestación. El aborto va contra la lógica y nuestro convencimiento es proteger la vida".

 Tal cual como lo prometió en campaña, la presidente chilena, Michelle Bachelet, firmó un proyecto de ley para despenalizar el aborto, pero a las pocas horas, la Iglesia Católica salió a criticar duramente la iniciativa y ya adelantó que se negará a practicar abortos en los centros de salud ligados a la Universidad Católica, que otorga cobertura a diferentes sectores de la población.

El proyecto que comenzará a ser discutido en marzo en el Congreso señala que "el médico podrá abstenerse de interrumpir el embarazo cuando haya manifestado, en forma escrita y previa, su objeción de conciencia, pero no podrá excusarse de realizar la interrupción cuando la mujer requiera la atención inmediata e impostergable y no exista otra persona que pueda realizarla. Igualmente, se establece la obligación del prestador de salud de reasignar a otro médico cirujano que no haya objetado en conciencia, a la mujer que requiera de la intervención”. Asimismo, aclara que “desde luego, se trata de un derecho propio del médico que interviene, en cuanto persona natural".

De ser aprobado por el Congreso, podrán abortar las chilenas que tengas más de 18 años, las jóvenes entre 14 y 18 con la información previa a sus padres y las menores de 14 con la autorización de su representante legal o la aprobación previa de un juez de familia.

El rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, también se manifestó en contra al proyecto y anunció que "si hay médicos de la Red UC disponibles para hacer abortos, deberán ir a trabajar a otros lugares. En nuestra Red UC Christus no se harán abortos, nuestros principios y valores no van a cambiar por un determinado proyecto de ley.

En la misma línea, el cardenal Ricardo Ezzati defendió la objeción de conciencia institucional e indicó: "No se nos puede obligar a un acto que no aceptamos posible realizar", dijo según publica Minuto Uno. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico