La ilusión por los Reyes no se altera pero las ventas disminuyeron un 20%

Aunque la mitológica figura de los Reyes Magos de Oriente se mantiene inalterable, la crisis económica que afronta una inmensa mayoría de familias argentinas hace que este año hayan disminuido las ventas en jugueterías y en el caso particular de la ciudad del Gorosito la merma osciló en el 20%.

Caleta Olivia (agencia)

Esa estimación fue la que suministró a El Patagónico uno de los propietarios de “Importodo”, el principal comercio del rubro de esta ciudad que ayer, en vísperas de otro de los especiales días de regalos para niños, atendió al público en horario corrido hasta muy avanzada la tarde.

Fue evidente que el amplio salón de ventas no estuvo colmado como ocurría en años anteriores, pero de todos modos el nivel de ventas no fue bajo como los dueños pensaban que iba a ocurrir teniendo en cuenta la recesión económica que afecta a innumerables familias.

“Ocurre que si bien hoy todo nos resulta caro, no podemos privar a los chicos de la ilusión de recibir un regalo sorpresa, aunque sea pequeño” comentó una mamá que recorría el salón repleto de los más variados juguetes.

VARIEDAD DE SORPRESAS

En ese ámbito, una de las encargadas de ventas, Elma Cáceres, comentó que cuando se trata de obsequios de un costo elevado, sobre todo importados, la gente procuraba adquirirlos a través de diferentes planes de tarjetas de crédito como el Ahora 12, aprovechando los días de ofertas sin intereses como el que tuvo vigencia ayer.

Las elecciones fueron muy variadas porque algunas personas adquirieron una conocida goma vistosa que se denomina “slim” para crear figuras que tiene un costo básico de 250 pesos.

Otras personas optaron por adquirir juegos didácticos, triciclos o muñecas “con actividad”; es decir aquellas que tienen voz o mueven los ojos (desde 1.600 pesos), pero en todos los casos procuraron ajustarse a cada presupuesto hogareño.

Por otro lado, fue evidente que gran parte de los clientes prefirieron patinetas y juegos de playa para que los chicos puedan aprovecharlos durante la temporada estival, pero por sobre todas las cosas anhelaban esperar el momento de verlos sorprendidos y sonrientes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico