La inflación superó el 2% en el interior del país

Los precios subieron 1,5 por ciento en Córdoba, 2,4 por ciento en Mendoza y 2,3 por ciento en San Luis. Los alimentos empujaron las subas. La inflación en las provincias es sistemáticamente mayor a la del IPC «oficial», circunscripto a la Capital y el conurbano, donde pesa más la influencia del secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Buenos Aires (C)
El Indice de Precios al Consumidor Nacional subió durante el mes de abril un 1 por ciento, tres décimas de punto por encima del dato de inflación que el INDEC publicó para la Capital y el conurbano en el mismo mes (0,7%).
Se trata del cuarto mes consecutivo en el cual el promedio de alzas de precios en las principales ciudades del interior supera en cerca de 40 por ciento a las del distrito medido por Beatriz Paglieri, la enviada del Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, en el INDEC.
De hecho, la diferencia entre la inflación medida en el interior y la del IPC porteño-bonaerense (para el caso, el «oficial») es mucho mayor que la diferencia de tres décimas antes mencionadas, ya que el promedio del IPC «Nacional» está fuertemente influido por los datos de Buenos Aires.
Las cifras son elocuentes. En abril, los precios aumentaron 2,4% en Mendoza por ciento, el mayor aumento del país, impulsado por el fuerte incremento de Alimentos y bebidas (4,1%) e Indumentaria (4,9%).
En San Luis, la suba fue de 2,3 por ciento y los alimentos subieron casi el 5 por ciento. En el Gran Córdoba la suba fue más moderada (1,2 por ciento), aunque fue más alta en Alimentos y bebidas e Indumentaria (1,5% en ambos casos).
En la provincia de Santa Fe la suba total de los precios revelados en Gran Rosario y ciudad de Santa Fe fue 1,7 por ciento. Alimentos y Bebidas (2,5%) e Indumentaria (2,5%) justificaron el incremento.
Catamarca, con un aumento del 0,7%, Ciudad de Buenos Aires (0,7%) y Tucumán (1%) fueron las ciudades que registraron las menores subas gracias, precisamente, a aumentos «contenidos» en el rubro clave, Alimentos y bebidas.
En marzo, el IPC Nacional también había registrado un incremento mucho mayor al IPC «oficial», 1,2 vs. 0,8 por ciento.

BRECHA
La brecha entre estos indicadores es otra señal de la distorsión que va acumulando la manipulación de los datos. Ayer, trabajadores del Indec nucleados en ATE continuaron distintas medidas de fuerza en protesta por la intervención del organismo.
Unos 500 trabajadores realizaron un abrazo al edificio del organismo.
En diálogo con este diario, Daniel Fazio, delegado gremial, anticipó una inminente reunión con la nueva cúpula del INDEC, que encabeza Alejandro Barrios. Será luego de que el funcionario presente a la ministro de Economía, Felisa Miceli, su plan para recuperar la credibilidad perdida en los índices oficiales.
«Esperamos que nos cuente que el INDEC vuelve a la anterior metodología para medir los precios pero el conflicto persistirá hasta tanto no se desplace a Beatriz Paglieri», sostuvo Fazio.
La posición del gremio fue respaldada la semana pasada por el fiscal nacional de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido, quien pidió al procurador general de la Nación la separación de sus cargos de Guillermo Moreno y Beatriz Paglieri.
En el caso de Paglieri, Garrido pidió también «la prohibición de ingreso al edificio», argumentando que, de lo contrario, «continuará delinquiendo» por «los artilugios y artificios que ha instaurado ilegalmente» para la confección del índice de inflación.
Desde el INDEC reiteran que el desplazamiento Paglieri está en manos del presidente Néstor Kirchner. Tal decisión implicaría erosionar aún más la figura del polémico Moreno, en baja luego de haber sido apartado de la negociación por controlar el precio de la carne.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico