La ingesta de una copa de vino modifica la toma de decisiones al volante

Alberto Gasparini, capacitador de la Asociación Luchemos por la Vida, abogó por una mayor continuidad en la educación y las campañas de concientización sobre la ingesta de alcohol y su incidencia en la conducción de vehículos. 

En una entrevista concedida a Radio Del Mar, Gasparini aseguró que "lo importante es saber, cuando uno va a tomar alcohol, cómo lo afecta. A veces no sabemos si los que han tomado alcohol lo hacen por ignorancia, porque a veces no tiene idea de cómo lo puede afectar el alcohol".

Y agregó que "esta sí es una falla porque es una falta de educación que no debería faltar ni en los colegios ni cuando se saca el carnet de conductor". 

Gasparini aseveró que "lamentablemente la mayoría de la gente cree que cuando toma maneja mejor. Nadie explica cómo afecta el alcohol", y agregó que "una sola copa de vino representa lo máximo permitido por la ley. Hay que esperar que el alcohol se metabolice y esto pasa a dos horas de la ingesta. Esa sola copa de vino le modifica la posibilidad de tomar decisiones". 

El capacitador afirmó que deberían realizarse campañas de educación y también "cuando sacan el registro deberían informarse y hacer campañas permanentes para mantener latente la información". Y aportó el dato de que estadísticamente "hay que aclarar que el alcohol es la segunda causa de accidentes de tránsito, el exceso de velocidad es la primera", y a veces estas dos causas se combinan. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico