La inversión en obra pública municipal creció un 750% en 2014 en relación al año anterior

Con 299,3 millones de pesos invertidos, los 162 boletines oficiales publicados durante 2014 reflejan las adjudicaciones para 105 obras. En una tendencia que ya era importante en 2013, el año pasado también creció la incidencia de las “nuevas” empresas, mientras las tradicionales conservaron su participación solo en aquellas que requieren gran capacidad de ejecución o tareas especializadas, como el plan de las 1.000 cuadras de pavimento que concentró la mayor porción del presupuesto municipal.

 Comodoro Rivadavia adjudicó 105 obras durante 2014, según las publicaciones de los 162 boletines oficiales que reflejan las actuaciones del Ejecutivo municipal a lo largo de todo ese año. Los fondos adicionales de la adecuación de los contratos petroleros fueron el gran motor de la obra pública municipal -como también lo serán durante 2015- y también hubo varias contrataciones circunscriptas en el marco del Plan nacional Más Cerca, Mejor Municipio, Mejor País, Más Patria.

De estas, hay que señalar que los fondos no se acreditan directamente al Tesoro municipal sino que “bajan” desde Provincia en el rol de intermediario, por lo que durante la última sesión de noviembre el Concejo Deliberante debió autorizar al Ejecutivo a imputar fondos de la comuna a esas obras ya adjudicadas, para poder culminarlas mientras se acrediten los aportes específicos.

Con esos dos ejes como principales vectores en las obras a realizar, en 2014 las licitaciones, concursos de precios y adjudicaciones directas crecieron un 175% con relación al año anterior: se adjudicaron 105 obras, sobre las 60 que se habían lanzado durante 2013, y es de destacar que para el presente informe solo se computaron los llamados vinculados a obra de modo directo, y no así los vinculados al alquiler de horas máquinas, habitualmente utilizadas para el movimiento de suelo e implicando muchas veces presupuestos también millonarios; ni tampoco los concursos de precios para la adquisición de bienes o materiales; o la redeterminación de precios de obras contratadas durante el período anterior.

A nivel presupuestario las variantes son mucho mayores: la inversión en obra pública creció de un año al otro -en términos de adjudicaciones- un 750%, al pasar de una inversión de poco menos de 40 millones a los $299.370.398 que se aportaron en 2014. Esa pauta se distribuyó entre 30 empresas adjudicatarias, sobre las 26 que habían participado durante 2013, lo que también es un indicador en una región donde históricamente la obra pública se concentraba en un puñado de firmas.

LAS 1.000 CUADRAS

La segunda etapa del plan de las 1.000 cuadras de pavimentación fue la obra que mayor esfuerzo presupuestario concentró durante el año pasado. Licitada en 4 renglones, incidió con el 48% del total del presupuesto relevado para este informe, con una inversión superior a los 143 millones de pesos y es a esta ejecución a la que prácticamente se limitan tres de las empresas “grandes”.

Contreras Hermanos se adjudicó dos de los renglones de esta obra por un total de 74,4 millones y solo participa en otra obra municipal también vinculada al pavimento, con el bacheo en Rivadavia y Kennedy, por otros 10,6 millones de pesos.

Rigel, otra de las “peso pesado” en obra pública, tiene una sola adjudicación municipal en 2014 y también asociada a uno de los renglones de este plan de pavimentación, adjudicándose uno de los renglones por 36,1 millones de pesos, mientras que Freile Construcciones resultó concesionario del último tramo de esta segunda etapa, por 32,5 millones.

Esta empresa participó de otras dos licitaciones, una por el pavimento intertrabado en Abel Amaya por 1,3 millones de pesos, y de la ejecución de las veredas del Liceo en el tramo de la ruta Nacional 3.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico