La investigación por el homicidio de Brian Marchand se prorrogó por otros dos meses

La medida de coerción y el plazo de la investigación que se dictó en la causa que se sigue por el homicidio de Brian Marchand fueron revisadas ayer y a pedido de la Fiscalía el juez autorizó sendas prórrogas, aunque por dos meses. El menor M.B. continuará alojado en el COSE de Trelew, mientras Lucas Neira mantendrá el arresto domiciliario.

En virtud del vencimiento de los plazos de investigación y medida de coerción que oportunamente dictara la juez natural de la causa, Raquel Tassello, se llevó a cabo ayer la revisión de ambos en un acto que fue presidido por el juez penal Mariano Nicosia, quien actuó en subrogancia.

El Ministerio Público Fiscal fue representado por el funcionario Cristian Olazabal, mientras que Neira fue asistido por la defensora pública, María Cristina Sadino, y el menor M.B. recibió fue defendido por la asesora de Menores, Patricia Fernández. Los dos están imputados por el homicidio de Brian Marchand: el adolescente en calidad de autor y su cómplice como partícipe necesario.

En ese contexto, el acusador público pidió que se hiciera lugar a una prórroga de tres meses en la investigación, en virtud de la prueba científica que resta producir, la cual está relacionada con la identificación de ADN y el cotejo del mismo con los rastros genéticos que se levantaron en la escena criminal. Además, está pendiente la extracción de sangre de los sospechosos para cruzar los datos. El pedido también se hizo ayer y ambos imputados accedieron en forma voluntaria.

A todo esto, el funcionario de Fiscalía pidió que la medida de coerción de Neira se convierta en prisión preventiva debido a que testigos denunciaron que el mismo violó la prisión domiciliaria que cumple en la casa de un tío, en el Cordón Forestal.

El peligro de entorpecimiento fue esgrimido por el acusador, pero el juez no modificó la situación por otra más gravosa, aunque hizo lugar a la prórroga tanto de la investigación como de la medida de coerción, ambas por 60 días.

Se debe recordar que el homicidio de Marchand ocurrió durante la madrugada del 14 de diciembre en barrio Isidro Quiroga y que a partir de un rápido trabajo de investigación la policía detuvo a los presuntos autores: Lucas Neira, quien habría herido a la víctima en una pierna, y el menor M.B., quien presuntamente le disparó en la cabeza. Tras ser golpeado, Brian recibió un tiro en la pierna izquierda y luego fue ejecutado de un disparo en la cabeza.

Los testimonios involucran directamente al adolescente, quien habría corrido a la víctima unos 100 metros hasta que cayó en la esquina de Teniente Vázquez y Sargento García, donde le dio el disparo de gracia en el parietal izquierdo.

Hay que recordar que en la escena del crimen se secuestró una vaina servida calibre 22 que coincide con el proyectil extraído del cuerpo del joven asesinado. Esa evidencia indica que se utilizó la misma arma que presuntamente fue disparada por los sospechosos detenidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico