La Justicia ordenó detener a los cabecillas

A media tarde de ayer fue capturado Juan José Costa y anoche buscaban intensamente a Víctor Oñate en un intenso operativo policial del que participaba personal del grupo de Infantería de la zona norte, de la división de Delitos Complejos y Narcotráfico, además de las dos comisarías de Las Heras.
El juez de Instrucción, Eduardo Quelín, también ordenó la captura del principal líder, quien hasta el cierre de esta edición era intensamente buscado por la fuerza de seguridad.
Cabe recordar que tanto Costa como Oñate fueron los que amenazaron de muerte a una comisión policial que días atrás realizaba un acta de constatación de la medida de fuerza. A pesar de que se encontraban con sus rostros cubiertos y encapuchados, se los pudo reconocer por su voz.
El primer informe oficial emanado de la jefatura de la policía de Santa Cruz dio cuenta de que sus hombres se hicieron cargo de la planta a partir de los primeros minutos de ayer, quedando una fuerte consigna en esas instalaciones industriales.
El informe oficial añade que posteriormente, por orden del juez Quelín, se cumplimentaron cinco allanamientos, tres en el barrio Güemes, otro en el Presidente Perón y el último en la calle 13 de Diciembre.
Como resultado de los mismos fue que se detuvo a Costa y también se secuestró un automóvil y una camioneta Ford Ranger.
Al mismo tiempo se indicó que no se descartaban otros procedimientos, en clara alusión a la búsqueda de Oñate, pese a que –al igual que a Costa- no se lo mencionaba en forma oficial.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico