La Justicia resolvió ayer el sobreseimiento de Britapaja

El juez Rodrigo Navarro resolvió ayer sobreseer al intendente de Sarmiento, Ricardo Britapaja, y al abogado Jerónimo Gonzaga, de las denuncias en su contra. De esta manera, no se elevarán a juicio las acusaciones de "usurpación de título" para el letrado, ni de "incumplimiento de deberes de funcionario público", para el caso del jefe comunal.

En la causa se investigaba a Ricardo Britapaja de haber contratado a un abogado, Jerónimo Gonzaga, sin que supuestamente contara con habilitación profesional.
Por tal motivo, se acusaba al intendente de Sarmiento de ser copartícipe por el delito de «usurpación de título» y, además, de haber contratado al abogado sin haber hecho concurso, por lo cual se lo imputaba de «incumplimiento de deberes de funcionario público».
En la audiencia de ayer se dio a conocer el resultado de la etapa procesal, donde el juez Rodrigo Navarro tenía que decidir si sobreseía a los acusados, o elevaba a juicio la causa.
«El juez entendió que no existía en lo más mínimo algún tipo de delito», explicó Mauricio Britapaja, abogado e hijo del intendente.
Con relación a la «usurpación de título», los argumentos del juez señalaron que «no se discutía que Gonzaga reunía las condiciones para ser abogado, contando con título expedido por una universidad nacional; y que tenía grado de instrucción suficiente para haberse recibido de abogado».
De esta manera, la denuncia por usurpación de título no fue convalidada. Esto también desechó la acusación contra Ricardo Britapaja de haber sido «partícipe necesario».
Asimismo, se dejó en claro que «los antecedentes penales del abogado no eran cuestión de discusión en la causa, ya que Gonzaga se encontraba rehabilitado para ejercer la profesión», explicó el defensor.
Por otro lado, la acusación de «incumpliento de deberes de funcionario público» que recaía sobre el intendente era por haber contratado al abogado sin llamar a concurso.
«El juez adhirió al pedido de objetar la acusación, porque para el cargo de Gonzaga no se requería concurso público, ya que sólo era una relación laboral por un plazo de un mes», explicó el defensor.
Mauricio Britapaja resaltó que esta acusación «se descartó por estar fundada en una ordenanza no aplicable». Al respecto, apuntó que el abogado Gonzaga trabajó por dos meses y 15 días en la función de asesor legal, en el año 2006.
Con respecto a la exigencia de la matrícula provincial, el juez adhirió a los argumentos de la Defensa, al asegurar que «existe un conflicto de leyes nacionales con las provinciales».
«Consideramos que fue una sentencia justa», expresó Mauricio Britapaja, quien quiso destacar la actitud del intendente de Sarmiento. «Apenas se inició esta causa, Britapaja podría haber utilizado sus fueros constitucionales para no presentarse en la Justicia. Pero no hizo uso de sus fueros y se presentó espontáneamente, porque sabía que no tenía nada que ocultar».
En conclusión, tanto Ricardo Britapaja como el abogado Jerónimo Gonzaga, fueron sobreseídos de las acusaciones, lo que indica que el hecho no ha constituído delito alguno.
Por su parte, Ricardo Britapaja manifestó su tranquilidad tras conocer la resolución del juez. «Como siempre he hablado, he confiado en la justicia de mi pueblo», expresó. «Ya está resuelto el tema, estoy bien y tranquilo, dispuesto a seguir trabajando en la campaña y gobernando», concluyó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico