La mayoría de las actividades productivas de Santa Cruz continúan con el aislamiento social

La explotación de hidrocarburos, la minería, la pesca y la ganadería se desarrollan en Santa Cruz en el contexto de las restricciones impuestas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional con el propósito de mitigar la propagación de la pandemia de coronavirus.

Según un relevamiento hecho por Télam, hasta el momento, el turismo es la única actividad que se encuentra paralizada a raíz de la emergencia sanitaria.

El sector rural es asistido por el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) y por la Policía provincial a través del Grupo de Operaciones Rurales (Geor) para realizar tareas de prevención y realizar controles sobre las rutas para evitar la circulación.

En la localidad costera de Puerto Deseado, se declararon aislamientos para los pescadores, tanto de langostinos como de calamar, en el interior de las embarcaciones en rada; pero sin afectar el trabajo de la temporada.

Las desinfecciones de las embarcaciones, incluso de los colectivos que trasladan trabajadores, fueron llevadas a cabo por la Prefectura Naval Argentina.

La Policía de Santa Cruz tiene a su cargo, entre otras acciones, el control de las personas que deben trasladarse por tierra y que pertenecen a empresas vinculadas a la extracción y exploración de gas, del petróleo y la minería.

En Río Gallegos, se observan los móviles policiales frente a los lugares donde los que regresan de los yacimientos y el campo deben cumplir con un aislamiento obligatorio de 14 días.

Las obras de la represas sobre el río Santa Cruz tienen a sus trabajadores en el lugar y, según consignaron a Télam fuentes oficiales, hasta el momento no se han producido los reemplazos de las mil personas que cumplen tareas laborales en ese lugar.

Por su parte, el sindicato que representa a los petroleros responsabilizó a la empresas y las autoridades de salud, sobre posibles contagios en el paraje Las Horquetas, a 70 km de Río Gallegos.

"En reiteradas oportunidades se alertó a las autoridades competentes solicitando su intervención, por el claro quebrantamiento de algunos operantes, quienes en un marco de irresponsabilidad expusieron a los trabajadores, transgrediendo en todas sus formas lo dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional", denunció el sindicato que nuclea a los trabajadores del gas y del petróleo a través de un comunicado.

El turismo, en la práctica, ha sido el único sector que ha parado totalmente la actividad.

El Calafate continúa prohibiendo el ingreso por disposición del intendente Javier Belloni y, por el momento, es la localidad con más casos de pacientes confirmados con coronavirus.

Fuentes policiales informaron a Télam que "aún permanecen más de 70 turistas extranjeros en Río Gallegos "que ya cumplieron la cuarentena pero que no pueden regresar a sus lugares por el corte de las rutas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico