La minera Vale, acusada de violentar las leyes argentinas

Sin embargo el proyecto de extracción de potasio continuaría.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, acusó ayer a la minera brasileña Vale de “violentar la seguridad jurídica y las leyes argentinas”, y advirtió que “si no produce y explota la mina” ubicada en de Mendoza, “se violenta el contrato de concesión” firmado con la Provincia.
“Yo no creo que Vale esté cuidando su caja, como dicen algunos en Wall Street. Los activos que tiene Vale en la provincia de Mendoza son las reservas de potasio en tanto y en cuanto las explote y las produzca, si no lo hace se violenta el contrato de concesión que la Provincia le otorgó”, subrayó el ministro.
En línea con el discurso que el gobernador Pérez pronunció minutos antes, De Vido garantizó la continuidad del proyecto de extracción de potasio en Malargüe, y criticó la política de la empresa.
Pérez dijo que la presidente Cristina Fernández Kirchner le aseguró que el emprendimiento minero Río Colorado, que se construye en el sur de Mendoza, “se llevará adelante con o sin (la empresa brasileña) Vale”.
Respecto a la seguridad jurídica, De Vido aseguro, que aquí “hay un incumplimiento flagrante de la concesión que le ha entregado la Provincia de Mendoza, que es propietaria de los derechos mineros que se concedieron a Vale”.
El ministro explicó que la concesión a la minera era “para que explote y produzca potasio en Mendoza y lo traslade por las provincias de Neuquén y Río Negro, y Buenos Aires, y lo saque por el puerto de Bahía Blanca, para lo que debía hacer obras que eran de su exclusiva responsabilidad, como planteó en su proyecto original”.
Trajo a colación que en octubre pasado Vale se comprometió -durante un acto también llevado a cabo en Casa de Gobierno- a  “invertir 6.000 millones de dólares para explotar 4,3 millones de toneladas de potasio en Mendoza, por año, por un período de 45-50 años”.
Prosiguió “en diciembre la empresa planteó que se le alteró su presupuesto y de 5.900 millones pasó a 8.900 millones de dólares”.
“Esto sucedió antes de anunciar una pérdida de 2.600 millones de dólares a nivel mundial, tras 10 años de ganancias ininterrumpidas, y ahora nos anuncian que sus costos se fueron a 12.000 millones de dólares”, agregó el funcionario.
En ese sentido concluyó que “ningún bien en la argentina se inflacionó en dólares en el 80 por ciento de octubre a hoy”, tras lo cual subrayó que “ni nuestros más terribles detractores tienen esos números”.
De Vido aseguró que “está claro que Vale, además de las ventajas propias de la ley minera, nos estaba solicitando para corregir ese desfasaje, la devolución anticipada de IVA, pago de impuestos con bonos a valor nominal”.
Para luego recordar que “todos los activos que se nacionalizaron, se regalaron, se entregaron en la década del ‘90 se hicieron con este sistema y así nos fue en el 2001”.
De Vido también tuvo palabras para el ex vicepresidente Julio Cobos -quien manifestó que “el país no promueve inversiones genuinas”- al sostener que “la posición de Cobos con la minera es coherente: como la Malinche, fuerte con débiles y débiles con los poderosos. La misma postura que tuvo con la 125, siempre del lado de las patronales”.
Rubens Barbosa, dirigente de la federación industrial de Brasil, atribuyó a fenómenos económicos locales la decisión de la compañía.

VENTA DE ACTIVOS
La minera brasileña Vale intentará vender sus activos en el paralizado proyecto de potasa Río Colorado en Mendoza, con el objetivo de recuperar los U$S2.200 millones invertidos y protegerse de una eventual expropiación. La segunda mayor minera del mundo dice haber completado un 45% de las obras.
“Fue por las dificultades que encontró en la economía argentina: los costos, el tipo de cambio, la inflación, la burocracia…”, declaró el dirigente brasileño explicando, los motivos que llevaron a la empresa Vale a suspender un proyecto que había sido anunciado años atrás con gran euforia.
La compañía Vale había anunciado un megaproyecto en Mendoza para el cual ya había contratado casi 6000 personas. El emprendimiento fue suspendido esta semana y la compañía inició las gestiones para despedir al personal que había sido contratado.

INTIMAN A LA EMPRESA
El Ministerio de Trabajo de la Nación y las provincias de Mendoza, Neuquén y Río Negro instaron ayer a la empresa brasileña Vale a no incurrir en despido de personal y la intimaron a dar precisiones sobre los motivos de la suspensión del proyecto Potasio Río Colorado.
En el marco de una reunión celebrada esta tarde en la cartera laboral, en la que estuvo el titular de la firma, Sergio Leite, acordaron un nuevo encuentro para el viernes, donde Vale se comprometió a dar precisiones de los alcances de su anuncio respecto del emprendimiento en el departamento mendocino de Malargue.
“El ministro Tomada exigió a Vale que no haya ningún tipo de despido y que los contratistas no avancen en ningún de desvinculación laboral”, dijo el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico