La obra de la Ciudad Judicial se realizará en dos etapas

El vicepresidente del Tribunal Superior de Justicia (STJ), Alejandro Panizzi informó que la decisión de avanzar en un desdoblamiento de la obra se debe al “exiguo” presupuesto con el que cuenta el Poder Judicial para reactivarla, y reconoció que la gran mayoría del presupuesto se destina al pago de salarios.

La Ciudad Judicial de Comodoro Rivadavia comenzó a construirse en 2003, en procura de solucionar diversos problemas, como altos costos de alquileres que debe afrontar el Poder Judicial, o en otros casos edificios colapsados y dependencias incomunicadas entre sí, por encontrarse en diferentes sectores de la ciudad.  Desde agosto de 2008 se aguarda la reactivación de esa obra paralizada por falta de fondos.

Desde el Superior Tribunal de Justicia del Chubut, Alejandro Panizzi, informó que a  principios del año pasado “habíamos rediseñado los planos del edificio de la Ciudad Judicial y se decidió con la anuencia del Poder Ejecutivo de la provincia, dividir la construcción o el resto de la construcción,  en dos etapas por un problema doble que tenemos”.

A continuación, detalló que el primer aspecto del problema surge porque “la obra pública del Poder Judicial,  a diferencia de lo que es el  legislativo, está a cargo de nuestro propio  presupuesto. Que como todo el mundo sabe es muy exiguo y es difícil que nos aprueben”.  El segundo problema indicó que se debe a que “gastamos muchísimo dinero, grandes cantidades de dinero en  alquiler de inmuebles  para organismos del Poder Judicial”.

Ante estas dos situaciones que complicaban la reactivación de  la obra , es que se decidió que “cuando se termine la primera etapa , esta va a quedar funcional, es decir,  con juzgados funcionando.  La idea es trasladar a esa mitad de edificio terminado,  los edificios en alquiler y algunos propios también, que esos van a ser cedidos al municipio.  Lo cual nos va a permitir abandonar los edificios alquilados y reencauzar ese gasto presupuesto en la construcción de la ciudad judicial”, explicó  Panizzi a los micrófonos de Radiocracia.

FINANCIACION

El vicepresidente del STJ indicó que al tener “nosotros mismos el deber de gastar el dinero del presupuesto en obras públicas, se complica muchísimo y por eso,  se llegó a una solución bastante razonable, que es dividir la construcción en dos etapas”.

En este marco, Panizzi hizo referencia a la aprobación en el día de ayer del Presupuesto Provincial y al respecto, recordó que  “nosotros tenemos una gran cantidad de organismos y tareas múltiples que hay que atender que a veces no basta el presupuesto”.

“En su gran mayoría,  el  gasto del presupuesto está destinado a salario porque es un organismo constitucional que  presta un servicio, no construye obras, a pesar de que nosotros tenemos a cargo la construcción de la obra. A mi gusto seria más adecuado que las obras delicias del poder judicial queden a cargo de obras públicas”, opinó.

Finalmente,  indicó que ya se ha avanzado en dos temas muy importantes en la obra de la Ciudad Judicial, “ primero el cableado en general, lo que incluye la fibra óptica y también en el sistema de calefacción y refrigeración,  que es muy costoso. Se está avanzando bastante comparado con lo que se avanzó en los últimos años”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico