La oposición cuestiona el proyecto de la nueva Agencia de Inteligencia

Tal como sucedió con varias medidas impulsadas por el Ejecutivo en los últimos años, como la Ley de Reforma Política, el traspaso de los fondos de las AFJP al Estado o la implementación de la Asignación Universal por Hijo, dirigentes de las fuerzas políticas opositoras salieron al cruce del anuncio presidencial anticipándose al ingreso de la propuesta al Congreso.

 Representantes parlamentarios de la oposición y precandidatos presidenciales como Hermes Binner y Mauricio Macri expresaron ayer sus críticas y sembraron dudas sobre los motivos del proyecto de ley que crea la nueva Agencia Federal de Inteligencia (AFI), anunciado el lunes por la presidente Cristina Fernández de Kirchner, a pesar de que el texto de la iniciativa aun no se ha dado a conocer.

Tal como sucedió con varias medidas impulsadas por el Ejecutivo en los últimos años, como la Ley de Reforma Política, el traspaso de los fondos de las AFJP al Estado o la implementación de la Asignación Universal por Hijo, dirigentes de las fuerzas políticas opositoras salieron al cruce del anuncio presidencial anticipándose al ingreso de la iniciativa al Congreso.

En ese sentido, el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri señaló ayer a través de su cuenta en la red social Twitter que la Secretaría de Inteligencia debería proteger a los argentinos. El kirchnerismo no tiene credibilidad. El debate debe ser en el Congreso”, cuando la Presidente informó el lunes que junto a la iniciativa que propone crear la AFI convocará a sesiones extraordinarias en el Congreso a partir del 1 de febrero.

La oposición representada en el radicalismo, el PRO, el Frente Renovador, UNEN, GEN y la Coalición Cívica, brindó ayer una conferencia de prensa en donde se pronunció en contra del proyecto y dio a conocer un documento conjunto mediante el cual establecen “coordinar estrategias y acciones frente a la gravedad de la crisis provocada por los hechos de público conocimiento y para crear confianza institucional a la sociedad”.

LLAMADO A SESIONES EXTRAORDINARIAS

Ayer a la tarde desde el Congreso, los diputados nacionales Mario Negri (UCR), Margarita Stolbizer (GEN); Federico Pinedo (PRO), Darío Giustozzi (Frente Renovador), Fernando Sánchez (Coalición Cívica); Carla Carrizo (UNEN) y Graciela Villata (Frente Cívico) solicitaron que en el período de sesiones extraordinarias que comienza la semana próxima por decisión del Gobierno, se “denuncie el tratado” que Argentina firmó con Irán en el marco de la investigación por el atentado a la AMIA.

“Exigimos también que se ponga a disposición para ser interpelados por el Congreso al canciller Héctor Timerman, a la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez y al ex secretario de la disuelta Secretaría de Inteligencia, Oscar Parrilli”, añadieron en el documento presentado.

También pidieron que “se releve del secreto que impone la ley a los funcionarios que han estado a cargo de organismos de inteligencia” y demandan una entrevista con los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Horas antes de sus opiniones vía Twitter, el líder del PRO Mauricio Macri también se dirigió a los medios y desestimó la posibilidad de eliminar y no reemplazar a la SI dado que, según entiende, eso implicaría “no tener capacidad de inteligencia para combatir la trata, el narco y el terrorismo”. pero estimó que las reformas en los esquemas de inteligencia sólo serán efectivas “si cambian los políticos y la forma de hacer política” y objetó que el proyecto de ley se trata de un “cambio de nombre”.

Por su parte, el diputado nacional del Frente Cívico y Social y precandidato presidencial del FAU Hermes Binner rechazó ayer el proyecto de ley para disolver la ex SIDE ya que, a su criterio, Argentina “no necesita un cambio en los servicios de Inteligencia, sino un cambio en el gobierno”.

El dirigente del Partido Obrero Jorge Altamira afirmó que “el planteo de la disolución de la ex SIDE para ser sustituido por otro organismo de Inteligencia con funciones similares, constituye una medida distraccionista que lleva a deslindar las responsabilidades políticas que le caben a este gobierno”.

En tanto, el senador Fernando “Pino” Solanas puso en duda el traspaso del sistema de escuchas a la Procuración General de la Nación al calificar de “adicta al gobierno” a la Procuradora Alejandra Gils Carbó, a pesar de que, una vez aprobada, la ley se aplicará independientemente de los funcionarios de turno.

No es la primera vez que la oposición se opone inmediatamente después y ante los medios de comunicación a las medidas anunciadas por el gobierno nacional. Por ejemplo, cinco años atrás, el proyecto de ley de Reforma Política que estableció el sistema de elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, y que se consolidó con el tiempo como un eficaz mecanismo que fortalece la vida interna de los partidos, tuvo votos en contra por sectores opositores al gobierno, aunque ahora es impulsado por las diferentes fuerzas políticas.

En 2008, la estatización de los fondos de las AFJP recibió críticas de vastos sectores de la oposición, y al año siguiente, tras el anuncio de la implementación de la Asignación Universal por Hijo, criticaron la medida por “sacarle a los pobres jubilados para darle a los pobres niños”, tal como manifestó en ese entonces la diputada Elisa Carrió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico