La pareja acusada de vejar a cinco chicos está en Caleta

Se conocieron nuevos detalles del caso que conmovió a las comunidades de Caleta Olivia y Santa Rosa, La Pampa, por las vejaciones a cinco niños de entre 5 y 15 años por parte de su madre, Marina Alvarez, y su pareja, Gabriel Cárcamo. Ambos fueron trasladados a dependencias policiales de esta ciudad, mientras que cuatro de los chicos ya fueron entregados a familiares.

Caleta Olivia (agencia). Marina Alvarez, de 37 años, madre de los cinco niños que fueron víctimas de vejaciones por parte de ella y de su pareja, Gabriel Cárcamo de 19 años, fueron trasladados con prisión preventiva a calabozos de la Seccional Cuarta y Segunda de la Policía, respectivamente, de esta ciudad.

Ambos fueron detenidos a fines de noviembre en la ciudad pampeana de Santa Rosa cuando vecinos denunciaron que sucedían “cosas extrañas” en la vivienda que habitaban junto a los cinco niños.

Por ello, tomó intervención personal policial y de un Juzgado de Instrucción que realizó un procedimiento para detenerlos y poner en resguardo a los menores que relataron el calvario que padecían.

La mayor de las hijas contó que era obligada a prostituirse y que en reiteradas ocasiones había sido violada por el novio de su madre con conocimiento de ésta.

También relató que mientras vivían en Caleta Olivia su madre la enviaba a vender pan “a la ruta”, pero a través del sistema de Cámara Gesell los profesionales que la entrevistaron detectaron que en realidad era obligada a prostituirse, hecho que fue ventilado por el diario La Arena de Santa Rosa.

Cabe recordar que a los pocos días de ser puestos en resguardo, los padres de las niñas de 5 y 10 años de edad viajaron a la localidad pampeana en busca de sus hijas, en tanto que los otros tres niños de 8, 14 y 15 años fueron trasladados el 20 de diciembre al Hogar Municipal de Niños de la ciudad del Gorosito donde fueron contenidos por profesionales.

LA CHICA DE 15 AÑOS ESPERA POR SU FAMILIA

Según confirmaron fuentes confiables a Diario Patagónico, el niño de 8 años fue entregado el 30 de diciembre a su padre que reside en Comodoro Rivadavia; mientras que la niña de 10 ya se encuentra con su padrino, quien tenía la guarda, en la localidad de Puerto Deseado.

En tanto la chica de 15 años aún se encuentra en el Hogar de Niños y no se descarta que en los próximos días pueda reunirse con su familia paterna en la provincia de Córdoba.

La causa llegó desde La Pampa y ya se encuentra en manos del Juzgado de Instrucción 2 de esta ciudad, a cargo de la juez subrogante Silvia Silva.

Por otra parte, pudo saberse que Alvarez recibe visitas de familiares y fuentes extraoficiales revelaron que habría sido violada en la Seccional Sexta de Santa Rosa donde estuvo detenida en un principio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario